Alvaro «Varo» Moreno: Entrenador de fútbol [Entrevista]

Entrevista realizada por: Alicia Vargas

Cuentas con una amplia formación en el fútbol, fuera de la economía ¿Qué aspectos has podido observar que diferencian entre el fútbol profesional y el amateur?


Sin duda, es la red de contactos lo que te hace aumentar el número de oportunidades y el estar en el momento oportuno en lugar exacto. A nivel de formación, hay gente muy preparada en el fútbol amateur pero no tienen la capacidad de que les otorguen oportunidades en el mundo profesional. Falta ese alguien que conozca a ese alguien que confíe en tí y que sea capaz de apostar por gente que no tiene experiencia en la élite, pero que viene muy preparada y formada con lo último, las novedades más recientes o ideas muy estudiadas.
En cuanto a estructuras, hay clubes de incluso tercera división que son muy similares por no decir mejores que algunos clubes de primera división consolidados en la categoría. El trabajo que hay que hacer en el fútbol amateur es enorme, y más con las dificultades que nos encontramos día a día y por desgracia, eso no está bien pagado. Pero a nivel de horas de trabajo, de exigencia personal y de títulos, no creo que diste mucho.

¿Crees que una correcta recuperación y descanso es igual de importante que los entrenamientos durante la semana para estar al máximo nivel?


Es la base. Siempre digo que el jugador trabajar 2 horas al día y entrena otras 22. Porque el buen descanso, la alimentación, la recuperación, la hidratación, el estilo y hábito de vida, tener cierta paz emocional, etc. es igual de importante que el simple hecho de tener talento. Porque en este mundo, cada vez se va al más mínimo detalle, y cualquier cosa, por pequeña que sea, te puede inclinar la balanza a tu lado y no al otro. Por eso, este “entrenamiento invisible” es tan importante, y cada vez, estoy seguro, lo será más.

En la actualidad eres entrenador en centros de alto rendimiento para futbolistas ¿Qué diferencias encuentras en el entrenamiento conjunto a nivel de un club y a nivel personalizado de un solo jugador?


Es imposible en un entrenamiento conjunto poder atender a las necesidades de un jugador de manera individual. Cada jugador tiene unas necesidades y déficits que tiene que trabajar de manera muy personalizada. Al hacerse de manera grupal no podemos atender a que un jugador modifique cierta postura o preste tanta atención a la respiración. Lo que viene a hacernos ver a lo que el fútbol parece que está llevando: que los jugadores tienen que “contratarse” sus entrenadores personales, sus analistas, su nutricionista o sus propios fiscos para poder rendir al máximo nivel. Cada vez importan más los detalles.

¿Qué puede aportar un entrenamiento en gimnasio que no aporte un entrenamiento en campo con balón y viceversa?


En mi opinión se hacen falta el uno del otro y viceversa. El fútbol tiene unas características especiales: es imprevisible, es cambiante, es muy emocional, es influyente de muchos factores, tiene rivales, compañeros, etc. Por tanto, necesita entrenamientos que tengan esos componentes, y eso, en un gimnasio o un centro, es prácticamente imposible tenerlo.
En cambio, en ese centro se podrá trabajar la prevención de lesiones, que como hemos hablado antes es tan difícil trabajar en grupo, se podrá trabajar la readaptación en caso de haber sufrido algún tipo de lesión, la mejora de la propiocepción, se podrá trabajar la mejora de la calidad de los movimientos, el control motor, ejercicios específicos para una musculatura específica, ganancia de masa muscular o reducción de excesos en caso de necesitarlos, ejercicios que aumenten el rendimiento, trabajo de la zona del CORE, etc.

En los entrenamientos cada vez más clubes analizan tácticas, errores cometidos, jugadas ensayadas, etc ¿Cómo influye esto en el equipo durante la semana?


Porque cada vez vamos más a lo fino y a buscar el mínimo detalle. A lo exacto y específico. Cada vez tenemos más información de todos los equipos y partidos y más fácil de adquirirla y de interpretarla. Hay personal cualificado y preparado para ello, analistas de datos, entrenadores de acciones a balón parado, etc. etc.
En mi opinión el trabajo de la semana debería centrarse en lo que tu propio equipo es capaz de hacer. A partir de ahí y con la información recopilada, tenemos que ser capaces de buscar una estrategia para poder atacar al rival y para defender, pero siempre partiendo desde la premisa de ser un equipo reconocible e imprevisible. Es por eso que, desde el principio, deberían de trabajarse diferentes maneras de atacar y de defender, y darles a los jugadores ese bagaje de experiencias que luego, a la postre, les servirá para resolver situaciones del juego, que a lo mejor no estaban en el guion del partido; porque si nos ceñimos solo a lo que el rival hace en ataque y en defensa, y por la circunstancia que sea, el rival la cambia, habrá jugadores que no sepan actuar. Por tanto, deben saber cómo actuar ante cualquier situación, y nosotros, los entrenadores, avisarles de lo que se pueden encontrar en función a los datos recopilados.
En cuanto a los errores cometidos, me gustaría que ahondásemos más en ello, porque vivimos permanentemente en el error, cuando creo que lo que nos hace grandes son nuestras fortalezas y todo aquello que hacemos bien.
Obviamente, en cada puesto que se ocupa en el campo debe de existir unos mínimos, pero pienso que los grandes triunfadores en sus trabajos o posiciones, lo hacen porque en aquellas cosas en las que son bueno, quizá sean de los mejores y les hace diferente, y no, hacer de una manera aceptable de todo.

Desde tu visión como entrenador, ¿Es mejor tener un jugador y potenciar sus virtudes o hacer una selección minuciosa de un numero amplio de jugadores durante la pretemporada?


El equilibrio para mí es realizar un equipo completo, que sepa a lo que juega, que tenga capacidades de solucionar situaciones del juego y por supuesto que tengan una actitud ejemplar en el campo de compañerismo y solidaridad. A pesar de esto, creo que un equipo solo llegará a su máximo nivel si todos los jugadores están cerca de su máximo nivel. Es difícil ver a un jugadores top 10 del mundo en un equipo de parte baja de la tabla. Por eso, para tú ser mejor, necesitas la mejor versión del compañero, y eso hará que el equipo consiga mejores resultados, etc. etc.
Pero a la hora de confeccionar una plantilla, depende mucho de la idea que tenga el club o el entrenador de a lo que van a jugar, de lo que necesitan, qué tipo de jugadores necesitan, que quieren de los laterales, de los centrales o de los delanteros. Qué características necesita de un mediocentro o si quiere a extremos que regateen por fuera o realicen diagonales hacia dentro.

Si lo que ocurre es que llegas a un club donde ya hay una plantilla hecha y por las circunstancias que sean, no es posible realizar la plantilla al dedillo, debe de haber un equilibrio entre lo que trae el entrenador y las características de los jugadores. No creo en que el entrenador imponga su idea ni tampoco creo en que el entrenador tenga que apostar por una idea en la que no se siente cómodo o no confía.

¿Qué diferencias encuentras al entrenar a hombres y mujeres?, es decir a nivel físico, emocional, social, económico…


A nivel físico hay estudios que demuestran ciertas diferencias anatómicas, de fuerza, etc. (son, por ejemplo, más propensas a sufrir lesiones de rodillas), pero lo suplen perfectamente con otras cuestiones del fútbol. La esencia del fútbol sigue siendo la misma. A nivel emocional, en muchos casos, hemos encontrado jugadoras más comprometidas por ese entrenamiento invisible del que hemos hablado antes. A nivel social, está claro que el fútbol femenino está en pleno auge, lo que abre un mundo nuevo (o en evolución) para muchos. No sé si algún día llegará a los niveles del masculino por su repercusión mediática y económica, pero ojalá que si otorgue de la profesionalidad en aspectos laborales y económicos que necesitamos todos los que nos dedicamos al fútbol sea cual sea la categoría, división, género o liga.

¿Crees que es importante tener una preparación ajena al club con entrenamientos extras de fuerza, físico… para mejorar las habilidades del futbolista como por ejemplo Marcos Llorente?


Rotundamente sí. Es imprescindible y cada vez va a ser más importante. Jugador que hoy en día no tiene a un entrenador personal para realizar entrenamiento extra es raro encontrar. Este mundo cada vez está más igualado en términos físicos. Si encima, tienes ese talento que te haga diferente en cualquier aspecto del juego, tus probabilidades de éxito serán enormes. Y dentro de esta preparación, repito, encontramos un menú correcto y adecuado, suplementación, recuperación, hidratación, psicología, como ser capaz de hablar en público, imagen personal, etc. etc. Con Marcos, tenemos un claro ejemplo de que el trabajo que realiza fuera de su club con su entrenador personal le está ayudando en su crecimiento. Pero como él, hay muchísimos desde el fútbol profesional hasta la base.

A día de hoy muchos futbolistas suelen encontrarse con problemas físicos o molestias a menudo ¿Cómo crees que se pueden evitar las lesiones o bajar la frecuencia de estas?


Con lo mencionado anteriormente. Una correcta recuperación, hidratarse muy bien, con una alimentación adecuada, con tratamiento de cualquier tipo de aspecto emocional, realizando un buen plan de prevención de lesiones, conociendo las demandas del juego para entrenar lo que hace falta y no entrenar ni más ni menos de la cuenta, un buen descanso, buenos hábitos en el día a día, tener una musculatura fuerte…

A la hora de entrenar a un equipo, ¿Crees que un sistema de juego, formación… puede hacer ganar o perder un partido?


Ayuda a conseguirlo por establecer cierto orden, cierta ocupación racional del espacio, saber dónde pueden existir (a priori) ciertas debilidades o espacios libres, encontrar las ventajas a aprovechar del equipo, etc, pero hay demasiadas variantes que te hace ganar o perder partidos como para resumirlos en un sistema o formación. De hecho, si viéramos datos de los programas que nos reflejan mapas de calor o mapas de posición donde ha estado viviendo los jugadores dentro del campo, casi nunca sale ese 4-4-2,4-3-3 o 3-5-2 que podemos poner en un papel. Así que, para mí, esa formación o esquema o como lo queramos llamar, es un simple dibujo hecho en la pizarra. Lo importante de verdad es saber, entre otras cosas, detectar puntos débiles del rival o propios y muchas veces lo resumimos demasiado a esa “formación”. No por jugar con 5 defensas vas a recibir menos goles, y no por jugar con 4 delanteros, vas a marcar todos los partidos 3, lo importante es el equilibrio en ataque y en defensa.
-El fútbol es espacio, tiempo, velocidad y toma de decisión.

De hecho, no hay sistema bueno o malo, hay buenas o malas decisiones dentro del campo, hay una velocidad inadecuada, hay una percepción del tiempo errónea (o buena) en hacer un desmarque y eso, si que te resuelve o te fastidia partidos, no la formación en sí misma.

¿La alimentación afecta en el rendimiento de los jugadores?, es decir, ¿Vale con el entrenamiento deportivo o es mejor elaborar un plan de nutrición adecuado al jugador que vaya coordinado con los entrenamientos?


El que piense que eso no afecta, creo que está muy fuera de esto. Cada vez más, los equipos están invirtiendo más en esto porque es algo que a final de temporada te dan puntos inconscientemente.
No soy nutricionista, por tanto, no me veo con la capacidad de hablar de algo en lo que no me he formado tanto como en otros aspectos, pero pienso que “comer bien” en el fútbol es comer lo necesario a las demandas del fútbol, es realizar valoraciones antropométricas y de composición corporal de manera periódica, es el aportar ingesta de suplementación, es conocer y aconsejar una alimentación pre-partido, post-partido, es saber que bebida isotónica tomar, que comer cuando se está lesionado para ayudar a recuperar, etc. etc.
Por tanto, cuánto más personalizado sea el menú mucho mejor para el jugador. Ya estamos viendo, que, bajo mi opinión, nos vamos encaminando cada vez más al cuidado del futbolista individualmente hablando para sacar el máximo rendimiento; porque los clubes realizan grandes apuestas económicas sobre todo por ellos, y entiendo, que tengan que tenerlos en sus mejores condiciones para que rindan al máximo. Cada jugador es diferente y tiene una composición y unas necesidades diferentes, por lo tanto, un menú “estándar” no me parece lo más adecuado.

A nivel de banquillos ¿Quién es tu referente dentro del fútbol?


Cualquier entrenador que sea capaz de sacar el máximo de sus jugadores y que les haga mejorar, para mí será un referente. Sea cual sea su estilo de fútbol, si es más defensivo o menos. Siempre tenemos mucho que aprender de todos. Si que es verdad que me gusta los entrenadores que saben reaccionar ante situaciones del juego, que tengan respuestas ante problemas, que sean valientes, que apuesten por la juventud y por supuesto, que este formado y que confíe en gente también formada que venimos desde atrás con mucha ilusión.

Que opinión nos puedes ofrecer sobre el contenido de PEDF


Es un lugar por y para el fútbol, con contenido para los que amamos este deporte y que se interesa por la gente con formación y con deseos de llegar a lo más alto. Contenido muy interesante, con un diseño muy atractivo y con mucho crecimiento.

Enhorabuena por vuestra labor.

Deja un comentario

error: Content is protected !!