Análisis Táctico del Wolverhampton Wanderers de Nuno

Realizado por : Andrés Di Bonaventura

Análisis táctico: Wolverhampton Wanderers


Hoy analizamos a uno de los equipos que más ha dado de que hablar en los últimos 3 años en Inglaterra. Los lobos de Nuno están participando recién en su tercera edición consecutiva en Premier League. Tras obtener el título liguero en segunda división en la temporada 17/18 ya se han asentado como un equipo de la mitad alta de la tabla, incluso llegando a disputar la Europa League en la pasada edición.
El equipo consta de una sólida base, muy buena gestión de mercado y un proyecto a largo plazo desde segunda división con el principal culpable de todo este éxito, Nuno Espirito Santo.
El equipo parte normalmente con una 1-3-4-3 que también varía a una 1-4-4-2 con Rui Patricio en portería; linea de tres para el capitán Coady. Boly y Saiss; centro del campo para Dendocker y Neves; bandas para Jony y Semedo; y el tridente ofensivo conformado por Podence, Traore y Raúl Jiménez.


La principal virtud del equipo sería la transición defensa-ataque. Contraataques rápidos y efectivos gracias a jugadores de suma potencia y desequilibrio como Daniel Podence y Adama Traoré -jugadores más liberados de labores defensivos. Cuando el equipo evoluciona a 1-4-4-2 pasa Semedo a ser lateral, Adama queda en banda con Jony y Podence pasa a una doble punta con Raúl Jiménez, con carrileros muy profundos y mucha movilidad entre los dos delanteros.
Una de los puntos a destacar en este equipo es la polivalencia de sus atacantes, en el transcurso del partido todos tienen la capacidad de abrirse a banda o caer al medio, cosa que abre la estructura defensiva del rival en la última linea.


El fútbol de los dirigidos por Nuno es muy limitado por el medio, es un equipo que ejecuta casi todas sus transiciones ofensivas por fuera, donde su pieza clave es Adama Traore, un jugador recuperado totalmente por el entrenador portugués, este es de los 3 atacantes el que baja hasta el centro del campo a recibir o se busca en la última linea un espacio para un desmarque de ruptura, siendo esta banda la principal fuente de ocasiones para el conjunto de los lobos.

También cuentan con dos mediocentros que mas allá del trabajo defensivo tienen grandes dotes ofensivos y de creación, Rubén Neves como pieza clave y Moutinho entrando en rotación, entre los dos sumaron la pasada temporada 3 goles, 8 asistencias y 106 pases clave.
Para culminar se encuentra en punta de ataque el máximo goleador del equipo desde su vuelta a primera, Raúl Jiménez, jugador con capacidad asociativa con Adama y Podence como también la de caer a banda con explosividad y un olfato goleador excepcional.


En fase defensiva el equipo pasa siempre a ser un 4-4-2, como se explica más arriba, con el retroceso de Semedo y Adama.
Un equipo con una presión muy agresiva y alta, que muchas veces deja muchos espacios entre lineas y llega a jugarles en contra por su riesgo, esta empieza con Jiménez, seguida de Podence, Adama y Jony, pero cuando es superada la línea de atacantes, es un marcaje posicional liderado en el fondo de la última linea por Conor Coady. En la anterior campaña recibieron 40 goles en 38 partidos, siendo la quinta mejor defensa del torneo.


Para finalizar, en cuanto a salida de balón destacan mucho las transiciones de manera directa desde la linea de zagueros a la de atacantes, con la capacidad de Coady de dar pases largos al espacio y la de Boly de abrirse a banda con Adama dando pases entre líneas

error: Content is protected !!