¡Encuentra tu CREATIVIDAD!

Realizado por: Luciana Blix 

La Creatividad, es la sinergia de varias fuentes y no sólo de la mente de una persona.  Es más fácil aumentar la creatividad en las personas cambiando las condiciones del ambiente que tratando de hacer que la gente piense más creativamente. Un logro creativo casi nunca es el resultado de la inspiración repentina sino que llega cuando se trabaja con constancia.

La creatividad es una fuerza impacta a nuestras vidas porque la mayoría de las cosas que son interesantes, importantes y humanas son el resultado de la creatividad. Cuando nos involucramos en la creatividad, vivimos más intensamente que en el resto de nuestra vida. Se había entendido siempre a la creatividad siempre como una habilidad exclusiva de los seres supremos. Cuando surgieron los primeros mitos de creación, los seres humanos estaban desprotegidos a merced del frío, del hambre, de las bestias salvajes, y de ellos mismos. No podían explicar las fuerzas que ocurrían a su alrededor, como la salida y la puesta de sol, las estrellas y las estaciones. En la actualidad, hemos llegado a entender desde los microbios hasta los planetas, desde la circulación de la sangre a las mareas oceánicas. Se han construido grandes máquinas, se ha creado más energía, se ha transformado la faz de la tierra gracias a la motivación creativa del ser humano. 

El proceso misterioso de la creatividad por medio del cual hombres y mujeres obtienen nuevas ideas, se compone de tres elementos:

  1. Una cultura que contiene reglas simbólicas
  2. Una persona que propone una novedad en el campo simbólico
  3. Un grupo de expertos que reconocen y validan la innovación.

ocasiona la  evolución biológica.  Un nuevo invento o idea no se pasa automáticamente de una generación a otra. No hay instrucciones constituidas en el sistema nervioso  de cómo usar el fuego, la rueda, o la energía atómica. Cada niño tiene que aprender tales descubrimientos desde el principio. La analogía de los genes en la evolución cultural son las unidades de información que debemos aprender para que la cultura continúe. El lenguaje, los números, las teorías, canciones, recetas, leyes y valores son unidades que pasamos a nuestros hijos para que sean recordados. Para entender la creatividad no es suficiente estudiar a los individuos creativos. Eso satisface nuestra antigua predilección por historias que son fáciles de comprender e involucran súper héroes.  Su contribución, mientras necesaria e importante, es solamente un eslabón en la cadena, una fase en el proceso.  

Los descubrimientos de Edison o de Einstein, serían inconcebibles sin el conocimiento anterior a ellos, sin la red intelectual y social que estimuló su pensamiento y sin los mecanismos sociales que reconocieron y difundieron sus innovaciones.

Si queremos aprender algo, debemos poner atención y la atención es un recurso limitado. Se requiere mucha atención de nuestra limitada capacidad de atención para realizar las tareas cotidianas. 

Para adquirir creatividad en determinado campo de conocimiento, debe existir atención extra. Es por ello que los centros de creatividad como Grecia en el siglo V AC., Florencia en el siglo XV, y París en el siglo XIX, fueron lugares donde la salud permitía a los individuos aprender y experimentar acerca y más allá de lo necesario para la supervivencia. Asimismo, estos lugares están en la intersección de diferentes culturas, en donde las creencias, los estilos de vida y el conocimiento se mezclan y permiten a los individuos ver las nuevas combinaciones de ideas con mayor facilidad. En las culturas rígidas y uniformes, se requiere mucha atención para lograr nuevas formas de pensamiento. En otras palabras, la creatividad aumenta en lugares donde las nuevas ideas requieren menos esfuerzo para ser percibidas.

Conforme la cultura evoluciona, se vuelve más difícil dominar más de un campo de conocimiento. Después de Leonardo da Vinci, se volvió imposible aprender todo sobre el arte o la ciencia.  En la actualidad el conocimiento especializado se privilegia sobre el conocimiento generalizado. Una persona especializada puede aprender su campo con mayor profundidad. Este camino hacia la especialización no es necesariamente algo bueno, puede llevar a una fragmentación cultural. La creatividad generalmente incluye cruzar los límites entre los campos de conocimiento y la especialización parece inevitable.

La Creatividad proporciona uno de los más excitantes modelos para vivir. Los psicólogos han aprendido mucho de las opiniones que tienen los seres humanos saludables sobre los casos patológicos.  Los pacientes con cerebro dañado neuróticos, delincuentes han dado pistas con las cuales podemos comparar el funcionamiento normal y entenderlo mejor. Pero hemos aprendido muy poco de la gente que es extraordinaria en un sentido positivo. Si queremos saber qué es lo que está faltando en nuestras vidas, es importante estudiar a las personas cuyas vidas son satisfactorias y plenas.

El estereotipo del genio torturado es un mito creado por la ideología Romántica y apoyada por evidencia de periodos históricos atípicos y aislados. Si Dostoyevsky y Tolstoi eran personajes patológicos no se debía a su creatividad sino a los sufrimientos personales causados por las condiciones insalubres de una sociedad rusa cerca de colapsarse. Los poetas y escritores norteamericanos se suicidan o terminan adictos a las drogas y al alcohol no por su creatividad sino por el escenario artístico que promete mucho, ofrece pocas recompensas y permite que  9 de 10 artistas sean ignorados y rechazados.

La Creatividad es una especie de actividad mental, una revelación que ocurre dentro de la mente de personas especiales. Pero esta suposición está mal intencionada. Si por creatividad entendemos una idea o acción que es nueva y valiosa, no hay manera de saber si un pensamiento es nuevo excepto con referencia a algunos estándares, y no podemos saber si es valiosa hasta que es aceptada por la evaluación social. Por lo tanto la creatividad no sucede dentro de la mente de las personas, sino en la interacción entre los pensamientos de una persona y el contexto sociocultural. Es un fenómeno sistémico más que individual.

Personas Creativas:

El término creatividad, tal como se usa comúnmente es muy amplio y causa mucha confusión. Por ello,  podemos dividirlo en tres fenómenos distintos.

  1. PERSONAS BRILLANTES. Se refiere a personas que expresan pensamientos inusuales, que son interesantes y estimulantes. Un brillante conversador y de mente rápida. A este tipo de gente se le puede decir brillante más que creativo.
  2. PERSONAS PERSONALMENTE CREATIVAS Es la gente que experimenta el mundo de manera novedosa y original. Sus percepciones  son frescas y sus juicios son reveladores,  pueden realizar importantes descubrimientos que solamente ellos conocen. Son personalmente creativos.
  3. PERSONAS CREATIVOS CON MAYUSCULAS. El tercer tipo designa a individuos que como Leonardo, Picasso, Einstein, Edison, que han cambiado la cultura. Son los creativos sin igual porque sus logros son públicos.

Las tres formas de creatividad enriquecen la vida haciéndola más interesante y plena. Las anteriores son distintas formas de ser creativos. Frecuentemente las personas brillantes no aportan algo importante a la sociedad, mientras que la gente que ha dejado mayor impacto en la historia no mostró nunca ningún rasgo de originalidad o brillantez en su conducta. Leonardo era un individuo recluido y compulsivo en su conducta. Es posible hacer una gran contribución creativa sin ser brillante o personalmente creativo.

Existen otros dos términos que comúnmente se confunden con la creatividad. El talento y el genio. El talento no necesariamente implica creatividad. Es diferente de la creatividad porque se enfoca en una habilidad innata de hacer algo muy bien. La mayoría de las personas creativas logran resultados creativos sin ser extremadamente talentosas. Las personas creativas tienen talento en comparación con el individuo promedio. El genio es un individuo que es brillante y creativo y talentoso al mismo tiempo.

La creatividad sólo se observa en la relación  de un sistema construido por tres partes.

  1. El CAMPO DE CONOCIMIENTO que consiste en un conjunto de reglas y procedimientos simbólicos. La cultura, compuesta por varios campos, es un conjunto de conocimientos simbólicos compartidos por una sociedad particular o por toda la humanidad.
  2. El GRUPO DE EXPERTOS son todos los individuos que actúan como guardianes del campo. Son los que deciden si una idea o producto debe o no ser incluida dentro del campo.  En las artes visuales, el grupo de expertos se compone por los profesores de arte, los curadores, los coleccionistas, los críticos, los administradores de fundaciones y agencias gubernamentales que tratan con la cultura.
  3. El tercer elemento es la PERSONA. La Creatividad ocurre cuando un individuo utilizando los símbolos del campo de conocimiento, tiene una nueva idea, u observa un nuevo modelo, y su novedad es seleccionada por el grupo de expertos para ser incluida en el campo de conocimiento respectivo. La siguiente generación conocerá esta novedad como parte del campo de conocimiento y si son creativos, lo cambiarán posteriormente.

La creatividad es un acto, una idea, un producto que cambia o transforma un campo de conocimiento existente. Una persona creativa es alguien que cambia o establece un campo de conocimiento. No debemos suponer que una persona creativa es distinta a los demás. Es decir, un rasgo personal de creatividad no es lo que determina si una persona será creativa. Lo que importa es que la innovación que produzca sea aceptada para ser incluida en el campo de conocimiento. Esto puede ser el resultado de la suerte, la perseverancia o de estar en el lugar correcto, en el momento correcto.

Una persona no puede ser creativa en un campo de conocimiento al que no sea expuesto. No importa cuan dotado matemáticamente sea un niño, no podrá contribuir a las matemáticas si no aprende sus reglas. La creatividad sólo puede manifestarse en campos y grupos existentes. Por ejemplo, es difícil decir, esta mujer es muy creativa para criar hijos, o esta mujer es muy creativa en su sabiduría. Aunque son aspectos importantes para la supervivencia humana, son campos del conocimiento vagamente organizados con pocas reglas aceptadas y no existe un grupo de expertos que puedan determinar la legitimidad de las propuestas. Es más fácil medir la innovación en campos relativamente triviales que en campos más esenciales. Puede haber mayor acuerdo en reconocer la novedad de una canción, o un juego de computadora o en una formula económica y por lo tanto reconocer la creatividad que en reconocer la novedad en un acto de compasión o de revelación dentro de la naturaleza humana.

Existen misteriosas fluctuaciones a la atribución de la creatividad a lo largo del tiempo.

Normalmente se piensa que van Gogh era un gran genio creativo, pero sus contemporáneos no lo reconocieron así. Afortunadamente, hemos descubierto que era un gran pintor. ¿Estamos diciendo que sabemos mejor que sus contemporáneos lo que es un gran arte? ¿Qué nos garantiza esa creencia? Una descripción más objetiva de la contribución de van Gogh es que su creatividad fue reconocida como tal, cuando un grupo de expertos de arte sintieron que sus pinturas tenían algo importante que ofrecer al campo del arte. Sin esa respuesta, van Gogh hubiera permanecido como lo que era, un hombre perturbado que pintó cuadros extraños.

El nivel de creatividad en un determinado lugar y en una determinada época, no depende solamente de la cantidad de creatividad individual.  Depende también de que los campos y los grupos de expertos respectivos estén abiertos al reconocimiento y la difusión de nuevas ideas.  Como creemos que la creatividad empieza y termina con la persona, es fácil  perder el hecho que los grandes spur se dan por cambios fuera del individuo.

Si les pedimos a las personas creativas que expliquen su éxito, la respuesta más común es la suerte. Estar en el lugar correcto, en el momento correcto. Pueden existir miles de artistas muy buenos, que son desconocidos y por tanto no se aprecia su trabajo. La diferencia puede ser que conozcan a un art dealer que lo empuje, que exista un coleccionista rico que compre su trabajo, para que los críticos comiencen a ponerle atención. Y una vez que el artista se vuelve famoso, los expertos descubren su creatividad.  Algunos sociólogos y psicólogos sociales dicen que una persona creativa es como una pantalla en blanco en la cual el consenso social proyecta cualidades excepcionales.  Ya que necesitamos creer que existen individuos creativos, atribuimos a algunos individuos, cualidades ilusorias. Se sobre simplifica la situación, pues mientras que un individuo no es tan importante como se supone comúnmente, tampoco es cierto que una novedad resulta sin la contribución de individuos, y que todos los individuos tienen la misma oportunidad de producir una novedad. Estar en el lugar correcto, en el momento correcto es claramente importante, pero mucha gente nunca se da cuenta que está situada en la convergencia espacio / tiempo propicia y otros tampoco saben qué hacer cuando esto pasa.

Es prácticamente imposible una contribución creativa sin reconocer y aprender el conocimiento fundamental de un campo de conocimiento. En la ciencia es importante tener una base sólida antes de hacer cualquier progreso. Los artistas están de acuerdo en que un pintor no puede hacer una contribución creativa sin observar y observar y observar todo arte anterior y sin saber lo que otros artistas y críticos consideran buen o mal arte. Los escritores dicen que tienes que leer, leer y leer más y conocer el criterio de los críticos sobre el buen escribir antes de escribir creativamente.

La personalidad Creativa

El primer elemento que facilita la creatividad es la predisposición genética. Puede ser que una persona cuyo sistema nervioso es más sensible al color y la luz tendrá una ventaja para ser pintor. Sin embargo la ventaja sensorial no es necesaria. El Greco sufrió del nervio óptico y Beethoven era sordo.  Pero una ventaja sensorial puede ser la responsable del desarrollo de cierto interés en ese campo de conocimiento.  Sin una buena dosis de curiosidad, asombro e interés en lo que son las cosas y como funcionan, es difícil reconocer un problema interesante. Apertura a la experiencia, una atención fluida que constantemente procesa eventos en el ambiente es una ventaja para reconocer innovaciones potenciales. Cada persona creativa está más relacionada con estas características. Si no existe interés es difícil involucrarse en un campo tan profundamente como para alcanzar sus limitaciones y continuar. Puede darse un descubrimiento creativo por accidente, pero las contribuciones importantes son imposibles sin la curiosidad y el amor por la materia.

El segundo elemento es el acceso al campo del conocimiento. Depende de la suerte. Nacer en una buena familia y asistir a buenas escuelas. No es suficiente ser extremadamente inteligente y curioso si no se puede aprender el sistema simbólico. El capital cultural es un gran recurso. Pero la suerte no lo es todo. Algunas personas se abren camino a las escuelas adecuadas, aun en contra de su medio ambiente.

El tercer elemento es el acceso al grupo de expertos. Tener mucho conocimiento no es suficiente si no hay capacidad de comunicarse con los conocedores. Ser desconocido y no apreciado por la gente relevante,  es un impedimento para realizar algo que pueda reconocerse como creativo. No tendrá oportunidad de trabajar. En las artes, lo importante es dirigirse hacia los centros de distribución, como NY, en donde se localizan los grandes coleccionistas y galerías.  Una persona puede pintar muy bien en otros lugares, pero seguramente será ignorada y olvidada a menos que logre la aprobación de los críticos, los coleccionistas y otros expertos en este campo.  El acceso al grupo de expertos es severamente restringido y se determina por la suerte o por factores irrelevantes como tener buenos contactos.

No se puede asumir que una persona es creativa solo por tener  cierto tipo de personalidad. Puedes ser muy creativo viviendo como MONJE O COMO PSICÓPATA. La característica que distingue a la persona creativa es su complejidad. Es decir, muestra tendencias hacia el pensamiento  y la acción. Observa extremos contradictorios, en lugar de ser individual, cada individuo es una multitud, contiene el rango total de posibilidades humanas en el mismo.  Estas cualidades están presentes en todos nosotros, pero nos entrenan para desarrollar un polo de la dialéctica. Podemos crecer cultivando el lado competitivo y agresivo o reprimiendo el lado tierno o cooperativo. Un individuo creativo es competitivo y cooperativo, al mismo tiempo o no dependiendo de la situación. 

Una personalidad creativa no tiene que ser neutral o promedio. Se mueve de un extremo a otro si la ocasión lo requiere. Las personas creativas experimentan ambos extremos con igual intensidad sin conflicto interior.

  1. Los individuos creativos tienen mucha energía física pero también son callados y permanecen en calma. Trabajan muchas horas con gran concentración. No significa que sean hiperactivos. Descansan mucho y duermen mucho. La energía está bajo su propio control, no por el calendario, o el reloj. La enfocan como un rayo láser cuando es necesario y después recargan la batería. El ritmo de actividad es seguido por un periodo de reflexión, parte importante del éxito. Una manifestación de la energía es la sexualidad. Tienen una dosis muy alta de Eros, o energía libidinal generalizada, que se expresa directamente en la sexualidad. Pero al mismo tiempo requieren periodos de celibato que les permiten mayores logros.
  2. Los individuos creativos son inteligentes, pero al mismo tiempo ignorantes. Son sabios y son niños al mismo tiempo. Esto no tiene que ver con el IQ.  Los niños que tienen un IQ alto, se desenvuelven bien pero llega un punto en el que el IQ no está relacionado con el desarrollo superior en la vida real. Ser inteligentemente brillante puede obstaculizar la creatividad, pues se pierde la curiosidad, se aprenden los hechos, se vive bajo las reglas del campo del conocimiento, no se cuestiona, no se duda. 
  3. El tercer rasgo paradójico se refiere a la combinación entre juego y disciplina o responsabilidad e irresponsabilidad. La diversión es importante, así como la perseverancia.
  4. Los individuos creativos alternan entre la imaginación y la fantasía por un lado y un sentido de la realidad en el otro. Ambos se requieren para romper el presente, sin perder  el pasado. El arte y la ciencia implican una gran cantidad de imaginación en un mundo completamente distinto del presente. Se trata de ir mas allá de lo que se considera real y crear una nueva realidad. Pero no es un escape a la tierra de nunca jamás.  En una prueba de percepción, las personas creativas dan respuestas originales, con detalles inusuales y llenas de color, la novedad está enraizada en la realidad. Las personas normales dan respuestas raras y no son originales.
  5. Los individuos creativos son introvertidos y extrovertidos al mismo tiempo. El estereotipo del genio solitario es fuerte, ya que se necesita la soledad para escribir, o pintar o experimentar. Las personas que pueden tolerar estar solas pueden desarrollar sus habilidades en el contenido simbólico de un campo de conocimiento. Sin embargo para la gente creativa, es importante ver gente, escucharla, intercambiar ideas y conocer el trabajo de otros.
  6. Los individuos creativos son bastante humildes y muy orgullosos de sí mismos. Al conocer a una persona famosa se espera que sea arrogante y resulta ser tímida. El respeto por su campo de conocimiento les permite darse cuenta de todo el trabajo que otros han realizado con anterioridad. Están concentrados en proyectos futuros y solamente recuerdan sus logros anteriores para reconocer sus errores. Pero saben que en comparación con otros, ellos han logrado mucho y esto les da un sentimiento de seguridad y de orgullo.
  7. Generalmente se cree que una persona creativa es rebelde e independiente, pero es imposible ser creativo sin aprender un campo de conocimiento. La persona debe creer en la importancia de ese campo para aprender sus reglas por lo que es un tanto tradicional. Por ello es difícil ser creativa sin ser tradicional y conservadora y al mismo tiempo rebelde e iconoclasta.
  8. Las personas creativas son muy apasionadas con su trabajo y al mismo tiempo son extremadamente objetivas.  Sin la pasión, se pierde el interés en una tarea difícil. Sin ser objetivo, el trabajo no es tan bueno y le falta credibilidad.
  9. Finalmente, la apertura y sensibilidad de los individuos creativos los expone al sufrimiento y al dolor y también a una gran cantidad de dicha y placer. El sufrimiento se entiende porque la sensibilidad causa cierta ansiedad que no siente el resto de la gente. Estar sólo a la vanguardia de tu campo, te expone y  te hace vulnerable. La eminencia provoca la crítica. Desde la época Romántica, se espera que los artistas y los escritores sufran para  demostrar la sensibilidad de su alma. La investigación muestra que los artistas y los escritores tienen altos índices de psicopatología y adicciones. La causa puede ser que el interés profundo en un tema oscuro no tiene recompensa, y a veces provoca ridículo. El pensamiento divergente se percibe como desviado por la mayoría, por lo que las personas creativas se sienten aisladas e incomprendidas. Es difícil ser creativo y no ser sensible al ambiente. Lo más difícil de comprender es el sentimiento de pérdida y vacío que se experimenta cuando por alguna razón, la persona ya no puede trabajar.
error: Content is protected !!