Las locuras del «Loco» Bielsa

Realizado por: Isbelia Fernández

Marcelo Bielsa, mejor conocido como “El Loco”, es un entrenador apasionado por el deporte hasta llegar a obsesiones, quien ha dirigido múltiples planteles.

En PEDF.shop te traemos 4 Curiosidades del argentino:

–           Siendo DT de Argentina, llevó consigo 7000 videos para disputar el Mundial de Corea y Japón 2002, asimismo, pasó con cada uno de los equipos a los que llegó a dirigir, es tanta su afición, que transformó un carrito de golf para ponerle una pantalla y un pizarrón durante los entrenamientos.

–          Después de ser despedido como entrenador argentino, Bielsa decidió aislarse por tres meses en un convento, en donde solo se llevó libros de fútbol, no permitió la entrada de celulares y televisión. Se dedicaba a leer, comer y dormir, después de los tres meses y al salir de allí, confesó que hubo un momento en que empezó a hablar y responderse solo.

–          En sus primeros meses en Bilbao, Bielsa visitó el convento de las monjas Clarisas de Gernika, un pueblo de la provincia. Habló con ellas y les pidió que rezaran por él y por el Athletic. Les dijo que tendría un gesto hacia ellas. En el siguiente partido, puso un cartel en el tejadillo del banco que decía “Clarisas”.

–          En su etapa como seleccionador de Chile, Bielsa se encargó de incrustar grandes tablones de madera que hacían las veces de valla, en su terreno de entrenamiento, para evitar ser observado ni grabado durante sus entrenamientos.

– Indignados por el resultado, un grupo de barrabravas de Newell’s decidió ir a pedirle explicaciones «personalmente» al entrenador y para ello fueron a visitarlo en la semana. El grupo de violentos se presentó en la puerta de la casa de Bielsa. Hubo cánticos, reproches, advertencias. Llamaron insistentemente a la puerta sin conseguir, al principio, que Bielsa los atendiera. Por unos momentos, el entrenador evitó cualquier respuesta, aceptando cómo se vive el fútbol en la Argentina y que una situación así podía producirse luego del 0-6.

Pero cuando ya habían pasado unos minutos, Bielsa se cansó y decidió enfrentarlos, con el ímpetu que lo caracteriza. El entrenador salió de la puerta de su casa, enardecido, con una granada en la mano. Encaró a los barras su particular estilo y los amenazó: «Si no se van ahora mismo, saco el seguro y se las tiro».

El poder de convicción de Bielsa y su arma de guerra fue instantáneo: los barrabravas se quedaron helados, comenzaron a retroceder y ante un leve avance del Loco, salieron corriendo espantados. Dicen que Bielsa los corrió varias cuadras

¿Todavía no has visto su documental «Bendida Locura»?

Corre, está arrasando en YOUTUBE

error: Content is protected !!