Saltar al contenido

¿Qué cámara comprar para grabar partidos de fútbol?

Si estás pensando en comprarte una cámara para grabar los partidos de fútbol para transmitir los partidos de tu club por los canales oficiales (Youtube, Twitch, Facebook Live, Instagram Live, etc) o simplemente analizarlos tácticamente, aquí te traemos las mejores opciones del mercado según tus necesidades y presupuesto.

Si quieres aprender más sobre «como comenzar en el Análisis Táctico«, visita nuestra entrada con toda la información necesaria.

Cámaras de acción con la mejor relación calidad/precio

La evolución tecnológica de las cámaras tradicionales que supieron adaptarse a los nuevos tiempos son las cámaras de acción, estas cámaras suelen diferenciarse por tener un gran angular y se de un pequeño tamaño por lo que son muy manejables para el deporte en especial el fútbol y poder grabar partidos. Pueden grabar a grandes resoluciones (incluso en 4k) y como limitaciones podríamos encontrar que son limitadas sus opciones para configurarlas o la capacidad de almacenamiento (aunque actualmente ese problema esta siendo solventado por tarjetas de memoria cada vez más grandes en cuanto a capacidad.

Especificaciones técnicas a tener en cuenta:
  • Resolución (Full HD / 4K).
    Básicamente debemos tener en cuenta si vamos a necesitar grabar en 4K o si nos vale con Full HD (1080p).
    A día de hoy casi todo el material de vídeo se consume en Full HD por lo tanto se pueden hacer buenos proyectos grabando a 1080p, pero cada vez más se publica en 4K: los usuarios que tienen dispositivos 4K pueden ver el contenido en esa resolución, y los demás pueden verlo reescalado automáticamente en 1080p o la resolución de su dispositivo.
    Grabar en 4K o en resoluciones superiores (5K, etc.) para luego reescalar en edición tiene sus ventajas: ofrece por lo general una imagen más nítida, permite aplicar estabilización por software en la fase de edición, permite recortar una escena para ampliar (zoom en edición), reencuadrar en edición, etc.
    Como contrapartida: el material en 4K necesita de un equipo más potente en edición, más almacenamiento (tarjetas SD / discos duros), y en general la edición es más costosa en tiempo.
    Además, grabar a mayor resolución implica más potencia de procesamiento en la cámara: mayor consumo de batería, más calentamiento, etc.

  • Fotogramas por segundo (fps – frames per second).
    A mayor número de fotogramas por segundo, más nitidez en el movimiento de los objetos de la escena.
    Por ejemplo, a 24fps (típico del cine) se produce un efecto motion blur que suele ser agradable a la vista y se identifica con el estilo cinematográfico.
    A 50/60fps los movimientos de la escena se ven más nítidos, más realistas, más al estilo de documentales o producciones para TV (deportes, directos). En general, en una cámara de acción se busca este efecto de movimiento fluido.
    A partir de unos 60fps es muy difícil notar diferencias en cuanto a la fluidez o nitidez de la escena, depende de cada persona, del tipo de escena, etc. Sin embargo, grabar a una tasa alta de fotogramas por segundo permite hacer luego en edición el efecto de cámara lenta (slow motion) manteniendo una sensación de fluidez en la escena.
    Por ejemplo, podemos grabar una escena a 60fps y luego editarla para reproducirla a 30 o 24fps, el efecto sería de cámara lenta manteniendo un fluidez de movimientos adecuada.

  • Bitrate (tasa de bits).
    Cantidad de información de vídeo generada por la cámara.
    Este parámetro es importante porque nos da idea aproximada de la compresión que sufre la información de vídeo al salir de la cámara.
    Un vídeo genera en crudo una cantidad de información enorme que sólo se podría gestionar con equipo muy especializado.
    Lo que hacen todas las cámaras es comprimir y descartar información redundante o que no es importante para el ojo humano.
    La cuestión es que en la fase de edición del vídeo a veces necesitamos tener mucha información para tener margen a la hora de aplicar efectos, corregir color, etc.
    En general, cuanto mayor sea la tasa de bits mejor, pero ten en cuenta que tiene que haber un equilibrio porque mover, almacenar y procesar volúmenes muy grandes de información de vídeo necesitará más recursos y más tiempo, más trabajo.

  • Estabilizador de imagen.
    Hay varios tipos de técnicas de estabilización.
    Para vídeo las que mejor funcionan son las externas a la cámara (gimbal, steadicam, etc.).
    La estabilización óptica dentro de la cámara es muy efectiva para corregir vibraciones (trepidación) sin pérdida de calidad pero muy pocas cámaras de este tipo la incluyen.
    Otra técnica es la estabilización electrónica interna (p.e. Gyro o similares) que utiliza un recorte de la imagen a modo de marco flotante para corregir movimientos de la cámara, es bastante efectiva pero dependiendo del modelo / algoritmo puede implicar pérdida de calidad y/o pérdida de ángulo de visión.

  • Óptica (lentes / objetivo).
    La parte óptica (objetivo) es uno de los aspectos más importantes de cualquier cámara.
    La nitidez del objetivo (calidad de las lentes que utiliza).
    La apertura máxima (cantidad de luz que deja pasar el objetivo en función de su distancia focal) suele estar en torno a f/2.8 en este tipo de cámaras.
    La distancia focal, que está relacionada con el ángulo de visión que ofrece la cámara, en general las cámaras deportivas ofrecen ángulos de visión entre 150º y 170º

  • Calidad de sonido.
    La calidad de grabación de audio va a ser regular tirando a mala en prácticamente todas las cámaras cuando utilizamos sus micrófonos internos.
    Si queremos mejorar el audio tendremos que usar micrófono externo conectado a la cámara (si lo permite) o grabar el audio por separado con una grabadora digital

  • Autonomía de la batería

  • Compatibilidad con equipo y accesorios.
    Anclajes, carcasas y otros complementos. Esto dependerá mucho de cómo vamos a usar la cámara: bajo el agua, anclada a un casco, al pecho, a un vehículo…
    En general, las GoPro son las cámaras de referencia para los fabricantes de accesorios.
    Si elegimos una cámara con el mismo formato físico (tamaño, situación del objetivo, controles, etc.) tendremos disponibles muchos accesorios de terceras partes, más baratos que los de la marca principal, y con más variedad.