Saltar al contenido

Sistemas de juego táctico en el fútbol

Realizado por: Valentina Ricci

Es probable que durante un partido, notaras que el sistema de juego con el que salió el equipo rival no era el mismo con el que jugó el partido pasado cuando fuiste a verles jugar, incluso, es probable que durante ese mismo encuentro observaras cómo el entrenador cambiaba de un  1-4-4-2 a un 1-4-3-3. Los sistemas de juego en fútbol son tantos y tan diversos, que bien valdría varios artículos o incluso un libro para poder organizarlos todos y trabajar correctamente sobre ellos.

Por eso, en el siguiente artículo, se examinarán los Sistemas de juego como fragmento de un deporte el cual es un ir y venir invariable. Dentro del fútbol se encuentran y se identifican unas dinámicas como: fase ofensiva, fase defensiva, transición ataque-defensa y transición defensa-ataque, contextualizadas en el interior de los Sistemas de Juego.

¿Qué son los sistemas de juego en el fútbol?

Cuando se habla de los sistemas de juego en fútbol se hace referencia a la posición que ocupan los jugadores en el campo antes de realizar movimientos defensivos u ofensivos. Sin embargo, motivado a la evolución que ha sufrido el fútbol, expertos lo definen como el conjunto de los principios tácticos que organizan un equipo.

Esto se debe a que originalmente, la visión de un esquema de juego está referida a la distribución de los jugadores antes de una jugada, algo meramente estático, pero en el fútbol moderno, no existe solamente un sistema rígido sino también uno dinámico, debido a las variaciones que se experimentan antes o durante el juego.

Los sistemas de juego en fútbol, se definen como «el conjunto de reglas que rigen las gestiones individuales, grupales y colectivas con el fin de alcanzar el máximo rendimiento de cada jugador y de todo el equipo». Para Espar y Gerona (2004) citados en Lago-Peñas (1). Un sistema de juego acostumbra a:

  • El ambiente de los jugadores en el área de juego.
  • Su función a nivel individual.
  • Su función a nivel colectivo.
  • El sistema de juego no debe considerarse con un fin en sí mismo, que se exponga como única elección, exacto y estable (2). De forma contraria, debe ser y manifestarse como algo flexible y que se encuentre a favor del equipo y no al revés, incapacitando al colectivo, y delimitando en exceso el juego de la mayoría de los jugadores (2).

¿Cuáles son los sistemas de juego en el fútbol?

Los Sistemas de Juego se clasifican en aquellos basados en la Amplitud del Espacio (Juegos de Posición como el 1-3-4-3 y 1-4-3-3, Juegos de Ocupación e Incorporación como el 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y el 1-5-4-1 y Juegos Mixtos como el 1-3-5-2 y 1-4-5-1) y aquellos fundamentados en la Ocupación Racional del Terreno (Juegos en el plano Transversal como 1-4-3-3 y 1-4-4-2 y Juegos en el plano Longitudinal como 1-3-2-5, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo).

¿ Cuales son las características de los sistemas de juego?

Basándose en la definición moderna de un sistema de juego, nos encontramos con 3 características fundamentales en todo esquema:

Disposición

Se basa en conseguir la mejor distribución de los jugadores en el campo, buscando que ocupen todos los espacios de forma equidistante, existan zonas de acción definidas, y los planteamientos ofensivos y defensivos resulten con éxito gracias al esquema de juego,  además de poder darse los fundamentos de orden, rapidez y apoyo en todas las posiciones.

Movilidad

Representa las diferentes formas y motivos por el cual los jugadores podrán moverse a través de todo el terreno de juego. Esta característica puede considerarse como la base fundamental de los sistemas de juego en fútbol y es la que define que estos puedan ser ofensivos o defensivos.

Ocupación/Distribución

Esta característica de los esquemas de juego representa los puestos y funciones que cada jugador del equipo debe ocupar, en función de las cualidades técnicas o tácticas del mismo.

¿Cómo está constituido un sistema de juego?

Los sistemas de juego en fútbol están constituidos por tres zonas o líneas, que en función al número de jugadores, la disposición, y la función de éstos, se podrá definir el esquema que se utiliza:

• Línea de defensiva o zona de iniciación: constituida por los centrales y los laterales.

• Línea del centro del campo o zona de creación: en ella se incluyen los centrocampistas, medio centros defensivos, medias puntas o incluso podríamos incluir a los carrileros.

• Línea de delanteros o zona de finalización: representada por los delanteros y extremos.

¿ Cuales son los componentes de los Sistemas táctico de Juego?

Todo sistema de juego a la hora de ejecutarlo, debe determinarse por contar con una serie de factores tales como (2):

  • Los medios técnico-tácticos en cada jugador individualmente.
  • Los medios tácticos grupales.
  • Relaciones entre los jugadores.
  • Los sitios determinados.
  • Los roles.
  • La relación entre el sitio específico y rol.
  • La relación-espacio.
  • Las particularidades de los jugadores.

¿Cuál es la clasificación de Sistemas de Juego en Fútbol?

Cuando hablamos de fútbol, existen y se identifican unas dinámicas contextualizadas que forman parte de los Sistemas de Juego. Entonces, analizaremos dichos sistemas con sus demandas y características específicas.

Entre otras cosas, la dimensión estática explicada como el sistema de juego o mecanismo táctico que representa el modo de colocarse de los jugadores sobre el área de juego (2). Específicamente, precisan la ocupación del espacio de juego por parte de los elementos de un equipo en ataque y en defensa en el espacio de fuera del centro de juego o espacio de fase (1).

Finalmente, y teniendo en cuenta las definiciones exhibidas en Sánchez (2), se pueden instaurar las siguientes características para los sistemas de juego:

  • Habilidad de la partida observando las variables disposiciones y colocaciones simples, líneas, triángulos, cuadrados, rombos…
  • Interacción y labor entre los jugadores a partiendo de la disposición original.
  • Agrupaciones en sub-estructuras donde los jugadores toman cargo de unas misiones específicas y determinadas por el entrenador.
  • Ocupación razonada de unas zonas o lugares explícitos en la fase defensiva (repliegue) y ofensiva (despliegue).

¿Cuál es el mejor sistema de juego en fútbol?

Los sistemas de juego más usados en la actualidad son: el 4-2-3-1 usado por Mourinho en el Inter campeón de Europa, entre otros; el 4-3-3 es el preferido por los equipos que dominan la posesión de balón, como el Barcelona; y el clásico 4-4-2 muy utilizado en Inglaterra hasta hace poco tiempo

¿Cómo se clasifican los sistemas tácticos de juego?

Sistemas de Juego basados en la Amplitud del Espacio

Las particularidades de estos sistemas de juego están basadas desde el punto de vista estratégico-táctica, estableciendo holgura ofensiva cuando el equipo tiene la posesión del balón y profundidad defensiva cuando el equipo contrario tiene la posesión del balón (2). Particularmente, su intención es dominar de forma ideal el área de juego para apoderarse del balón, y con luego, implantar situaciones de inseguridad en el equipo contrario con las anexiones de jugadores desde líneas atrasadas hacia las más avanzadas (2).

Los Sistemas tácticos de Juego denominados de Posición

Estos sistemas fundamentan su estrategia en buscar y mantener una máxima profundidad sobre el área de juego, para de esta manera brindar un alto número de posibilidades y elecciones al poseedor del balón (2). Las fórmulas más manejadas para estos sistemas de posición son el 1-3-4-3 y el 1-4-3-3.

Los denominados Sistemas tácticos de Ocupación e Incorporación

Primeramente, desde el punto de vista táctico, estos sistemas buscan la profundidad ofensiva, uniendo jugadores de líneas más atrasadas sobre líneas más adelantadas para así tomar de forma correcta los espacios que se forman por detrás de las líneas del equipo contrario (la búsqueda permanente de las zonas endebles del rival) (2). Obteniendo como resultado, estos sistemas también se podrían designar como, «aquellos sistemas de juego fundados en una perfecta ocupación racional del área de juego, y una impecable transición Defensa-Ataque (Contraataque)» (2).

En pocas palabras, puede conseguirse que la posesión del balón y derivado, que la iniciativa del juego, la tenga el adversario y el peso del juego reincida sobre él (2). A continuación, tras recuperación del balón, la meta es clara, regentar el juego examinando los espacios libres que ha dejado el adversario como resultado del adelantamiento de sus líneas (2). De entre estos sistemas los más notorios son: 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y 1-5-4-1.

Los Sistemas tácticos de Juego Mixtos

La meta principal de estos sistemas es analizar y realizar un juego más balanceado y menos preciso, lo que le hace obtener superioridad en zonas del campo (2). Siempre acatando el uso y posicionamiento de los jugadores pueden perseguir objetivos diferentes, ya sean de anexión y/o de posición (2). Los más destacados y atractivos son: 1-3-5-2 y el 1-4-5-1.

Sistemas de Juego basados en la Ocupación Racional del Terreno

Estos sistemas se identifican por tener una perfecta codificación, fundando líneas horizontales donde los jugadores juegan muy cubiertos, y líneas verticales, donde se busca profundidad defensiva (2). La ocupación racional del área de juego se ocasiona por dos vías (2):

  • Restablecimiento tras ejecución de la jugada ante la portería contrincante.
  • Reestructuración tras pérdida de balón, tras la cual, se origina una rápida reagrupación de líneas.

Los Sistemas de Juego que inciden en el Plano Transversal

Los sistemas de ocupación transversal como el sistema táctico 1-4-3-3 y el 1-4-4-2 se caracterizan por (2):

  • Repartimiento de los jugadores en líneas horizontales muy saturadas.
  • Acentuación de la defensa (ayudas) de los jugadores durante el juego.
  • Deducción de las distancias recorridas por jugador.
  • Firmeza durante el juego.
  • Prioridad de la posesión frente a la profundidad.

Sin embargo, estos sistemas tienen una cadena de inconvenientes que deben tenerse en cuenta (2):

  • Insuficiencias de profundidad durante el juego.
  • Peligro de inestabilidad (falta de jugadores de enganche que vinculen unas líneas con otras).
  • Conflicto para neutralizar el juego entre líneas del contrincante.
  • Sobre-utilización de la táctica «fuera de juego».
  • Problemas para recoger los rechaces en el plano longitudinal.

Los Sistemas de Juego que inciden en el Plano Longitudinal

Estos sistemas se especifican a través de aquellas formas que demuestran un repartimiento en lo que posiciona a sus jugadores de tal manera que vinculan las posiciones de una línea con la otra (2). Además, los entrenadores deberán tener claro dos asuntos a la hora de ejecutar este tipo de sistemas (2):

  • Habilidad de jugadores con un alto nivel técnico-táctico (transición ataque-defensa).
  • Poseer jugadores con gran responsabilidad en el esfuerzo.

Los sistemas de juego en el plano transversal más frecuentes son el 1-3-2-5 o W-M, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo (2). El sistema ejemplar que mayor extensión da es el 1-3-4-3 en rombo, cuya principal ventaja consiste en facilitar el juego entre líneas (prioridad de la profundidad frente a la posesión), lo que da una mayor profundidad (2).

A la hora de defender presentan mayor habilidad de neutralizar el juego entre líneas del adversario, sin necesidad de inducir achique de espacios, basándose en ayudas y coberturas continúas entre jugadores (2).

Análisis de los Sistemas de Juego de fútbol

A continuación analizamos los sistemas de juego:

SISTEMAS TÁCTICOS HABITUALES EN EL FÚTBOL 11

SISTEMA TÁCTICO 1-4-5-1
  • Origen del Sistema.

Este Sistema de juego tiene su origen en el 1 4 4 2, al retrasar a uno de los dos delanteros a la línea de centro de campo, de forma estable, con la intención de reforzar esa zona, en especial al enfrentarse a rivales superiores. Se consigue un reparto del terreno más racional, unos esfuerzos menores para defender y más posibilidades de contraataque.

Ha sido muy utilizado en los países nórdicos, como Noruega y Suecia, siendo su desarrollo distinto en España, con diferentes aplicaciones que pasaremos a explicar en los puntos siguientes.

  • Ocupación y desarrollo.

La distribución más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 5 medio campistas y 1 delantero.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, altura y velocidad.

El centro del campo está formado por tres jugadores centrales y dos en las bandas. Los del centro pueden alternar diferentes características, pero lo más utilizado es uno más defensivo que realiza coberturas a los otros dos, quienes se encargan de generar el juego de ataque, además de llegar con frecuencia al área. En las bandas se suele emplear a dos extremos, con facilidad para los desbordes, remate y pases al área.

El punta es un jugador de gran envergadura, con capacidad técnica para retener el balón en espera de que lleguen sus compañeros, con buen remate y buenos desmarques tanto al área como a banda.

  • Ventajas e inconvenientes del Sistema.

Son prácticamente las mismas que en el Sistema 1 4 1 4 1, por lo que serán expuestas en el apartado correspondiente a esa formación.

  • Diferentes aplicaciones del Sistema.

Con la intención de mejorar el equilibrio del juego defensivo y ofensivo, para aumentar la eficacia del Sistema, el 1 4 5 1 ha derivado en diferentes modos de repartir a los 5 centro campistas, siendo las más importantes el 1 4 1 4 1 ; 1 4 2 3 1 y el 1 4 3 2 1 que a continuación detallamos

SISTEMA TÁCTICO 1-4-1-4-1
  • Origen del Sistema.

Este Sistema de juego tiene su origen en el 1 4 4 2, en su aplicación del 1 4 5 1, situando fijo a uno de los cinco centro campistas por delante de los defensas, realizando coberturas a los cuatro restantes.

  • Ocupación y desarrollo.

La distribución más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 1 centro campista por delante de los defensas, otra línea más adelantada de 4 medio campistas y 1 delantero.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo sitúa de modo fijo a 1 jugador por delante de los 4 defensores, con la intención de equilibrar las acciones defensivas y ofensivas colectivas. De buena estatura, con capacidad para iniciar el juego de ataque, con gran sentido de las coberturas y buen posicionamiento. Ejemplo de esta función es Márquez, jugador mexicano del Barcelona.

La otra línea de 4 medio campistas se reparte con dos jugadores centrales y dos en banda. Los dos centrales han de tener el nivel necesario para generar el juego de ataque y llegar al área para acompañar o finalizar las maniobras ofensivas. Los dos medios de banda son dos extremos con características clásicas, es decir, desborde, buenos pasadores y rematadores, que además colaboran en la recuperación del balón.

El punta es un jugador de gran envergadura, con capacidad técnica para retener el balón en espera de que lleguen sus compañeros, con buen remate y buenos desmarques tanto al área como a banda.

Ventajas del Sistema

  • Distribución más racional del espacio de juego, permitiendo mejor escalonamiento defensivo de los jugadores.
  • Reducción de las distancias entre líneas y entre compañeros.
  • Mejora de las posibilidades del juego en ataque y defensa, al juntar a más futbolistas cerca del balón.
  • Mayores posibilidades de aprovechar los espacios al jugar al contraataque.
  • Mayores posibilidades de recuperar el balón en campo contrario, al disponer de hasta 5 jugadores ( 1 delantero más 4 medios) cerca del inicio del juego ofensivo del rival.

Inconvenientes del Sistema.

  • Excesivo juego de pases cortos y sin profundidad si no se dispone de jugadores verticales, con llegada al área.
  • En su concepción original, existe demasiado espacio para recorrer si se recupera el balón en campo propio, al tener a la casi totalidad de los futbolistas cerca del área que se defiende.
  • Exceso de posiciones fijas en ataque, sin margen a la movilidad ni a la sorpresa.
  • Exige un mayor trabajo táctico para coordinar las acciones colectivas ofensivas para evitar los inconvenientes antes mencionados.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

Como dijimos en la introducción, la utilización del Sistema de juego dependerá de la visión personal del entrenador y de las características de sus jugadores, así como las circunstancias particulares del juego, como es un resultado favorable o adverso, los minutos que restan para finalizar el encuentro o cualquier otra variable que influya en el desarrollo del partido.

  • Se puede jugar con un medio ofensivo por delante de los 4 defensores, cuando se enfrentan a un rival inferior o si se necesita mantener o aumentar un resultado favorable.
  • Como ha hecho el Barcelona en esta pasada campaña, se puede jugar con 4 centro campistas, pero los de banda no son extremos aunque por su nivel de desborde y velocidad puedan suplir algunas deficiencias. En banda jugaron Ronaldinho y Giully, mientras que por el centro llegaban Deco y Xavi.
  • Utilizar dos defensas laterales ofensivos, en caso de no disponer de dos extremos clásicos, con la intención de sorprender a los rivales con llegadas desde atrás.
  • Un defensa central que juegue entre las dos líneas de 4, con la intención de mejorar la capacidad defensiva del grupo
SISTEMA TÁCTICO 1-4-2-3-1

El sistema táctico 1-4-2-3-1

  • Origen del Sistema.

Su origen es el 1 4 1 4 1 explicado en el punto anterior. En esta distribución se crea una línea nueva con 2 jugadores por delante de los defensas y detrás de los 3 medio campistas de ataque, con la intención de mejorar el juego defensivo entre líneas.

Es el Sistema más empleado en el fútbol profesional español, junto al 1 4 1 4 1 y en menor medida el 1 4 4 2.

Características del sistema táctico 1-4-2–3-1

  • Este sistema proviene en el 1-4-1-4-1.
  • Es el sistema más utilizado en el fútbol profesional español.
  • Sistema de juego creado para que los hombres de tercera línea puedan rematar la fase ofensiva partiendo desde posiciones atrasadas para llegar como segunda oleada (tanto en acciones de ataque como de claro contra-ataque).
  • Repartimiento racional del espacio de juego, consintiendo un mejor escalonamiento defensivo de los jugadores y fortificando la zona central.
  • Envuelve el juego entre líneas de los rivales.
  • Amplias posibilidades de recuperar el balón en campo contrario (presión con hasta 4 jugadores).
  • Favorece las posibilidades del juego en ataque al colocar las posiciones ofensivas del centro y de banda.
  • Mayores oportunidades de aprovechar los espacios al jugar al contra-ataque.

Variantes del sistema táctico 1-4-2-3-1

Este sistema representa diversas disposiciones, siendo las más comunes (2):

  • 1-4-3-1-2
  • 1-4-1-3-2

Aspectos Desfavorables del sistema táctico 1-4-2-3-1

Excesivo espacio para defender, si no son apoyados por la línea de 3 mediocampistas o por defensas laterales.

Al reforzar la zona central, se dejan espacios vacíos en banda cuando se defiende, por lo que debe estar claro qué jugadores han de ocuparlos y en qué momentos.

En cuanto al ataque, se corre el riesgo de dividir al equipo, dejando un bloque de 6 jugadores y el portero para defender.

Demandas Físicas del sistema táctico 1-4-2-3-1

Los requerimientos condicionales externas (Figura 3) que demanda este sistema de juego son (3):

  • Sistema de juego con el menor número de metros en trayectoria totales ((10,044 ± 538).
  • Recorridos intermedios a Alta Intensidad (538 ± 174) y a Alta Carga Metabólica (1849 ± 301).
  • Alto número de Aceleraciones (38 ± 8) y Deceleraciones  (61 ± 12).
  • Los Delanteros sostienen pocos metros recorridos totales (8644 ± 984).
  • Los Delanteros hacen muy pocos metros a Alta Intensidad (353 ± 143).
  • Los Laterales y los Interiores/Extremos hacen altos recorridos a Alta Carga Metabólica (2049 ± 344 y 2024 ± 282).
  • Demandas Físicas del 4-2-3-1
SISTEMA TÁCTICO 1-4-3-2-1
  • Origen del Sistema.

Tiene su origen en el Sistema 1 4 2 3 1, al retrasar a un centro campista de la línea ofensiva a la defensiva, con el propósito de mejorar la eficacia del juego defensivo cerca del área propia. Es una formación menos utilizada que las explicadas anteriormente.

  • Ocupación y desarrollo.

La composición más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 3 medios centros, 2 medios ofensivos y 1 delantero.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo se divide en dos líneas. La primera línea está compuesta por 3 medios que juegan por delante de los cuatro defensores. Sus características y desempeño es muy similar al de los tres centro campistas centrales del 1 4 1 4 1, es decir, uno de los tres juega más retrasado, realizando coberturas a los otros dos, quienes deben generar ataque y llegada al área contraria. Son los futbolistas con mayor desgaste físico del equipo, pues deben aplicarse en las tareas defensivas y ofrecer soluciones ofensivas.

La segunda línea la conforman 2 medio campistas con cualidades de media punta o de enganche. Son futbolistas talentosos, buenos pasadores, con movilidad y mucha llegada al área.

El punta es un jugador de gran envergadura o muy veloz, con capacidad técnica para retener el balón en espera de que lleguen sus compañeros, con buen remate y buenos desmarques tanto al área como a banda.

Ventajas del Sistema

  • Obliga al rival a disparar desde muy lejos, ya que las zonas cercanas al área están bien ocupadas y defendidas.
  • Mejora del juego defensivo entre líneas.
  • Aprovecha los espacios del rival, en los contraataques, al mantener a tres jugadores ofensivos escalonados (los dos medias puntas más el delantero) en posiciones avanzadas.
  • Obliga a sus rivales a mantener a 4 defensores sin posibilidades de sumarse al ataque, por el peligro del contraataque.
  • Las ventajas vistas en Sistemas anteriores.

Inconvenientes del Sistema.

  • En caso de estar muy replegados, hay mucha distancia al recuperar el balón para llegar a la meta rival.
  • El equipo puede quedar dividido en dos grupos, si no se trabajan bien las distancias entre líneas, tanto en ataque como en defensa.
  • Ofensivamente se resiente el juego por las bandas, al no disponer de jugadores específicos en esas zonas cercanas al área rival.
  • El juego ofensivo suele orientarse mucho por el centro, por el motivo comentado en el punto anterior.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

  • Se hace necesario contar con defensas laterales de buen nivel ofensivo, que sorprendan con sus incorporaciones, como el caso de Cafú y Roberto Carlos.
  • Los dos medias puntas pueden ser dos extremos, que defienden juntos, mientras que en ataque se sitúan pegados a las líneas de banda.
  • El medio centro de la primera línea de medio campistas, puede tener características muy ofensivas, de gran fluidez en la circulación de la pelota, para jugar ante rivales inferiores, o ante resultados desfavorables. Ejemplo de esta idea es Xabi Alonso, del Liverpool.
  • Se puede jugar con tres jugadores muy defensivos en la primera línea de centro campo, dejando el ataque a la capacidad creativa de los dos medias puntas y del delantero.
SISTEMA TÁCTICO 1-4-4-2
  • Origen del Sistema.

Tiene su origen en el Sistema 1 4 2 3 1, al retrasar a un centro campista de la línea ofensiva a la defensiva, con el propósito de mejorar la eficacia del juego defensivo cerca del área propia. Es una formación menos utilizada que las explicadas anteriormente.

El sistema táctico 1-4-4-2

Características del sistema táctico 1-4-4-2

  • Obtiene su origen en el sistema 1-4-3-3 (se crea al retrasar a un delantero hacia la zona del centro del campo).
  • Amplía la capacidad de repartir mejor el espacio y los esfuerzos (equilibra las acciones defensivas y ofensivas).
  • Polivalencia en los puestos de ciertos jugadores.
  • Diferentes posicionamientos sobre el área de juego por parte de los delanteros:
  • Ambos como delanteros centro.
  • Abiertos como extremos.
  • Creando un ala.
  • Uno como delantero centro y otro siendo extremo.
  • Ampliación del control del juego en medio campo.
  • Importancia del portero y su relación con la línea defensiva.

Variantes del sistema táctico 1-4-4-2

Este ha sido un sistema que ha sido descifrado de distintas maneras (2):

  • 1-4-4-1-1
  • 1-4-4-2 en rombo
  • 1-4-2-2-2

Aspectos Desfavorables del sistema táctico 1-4-4-2

Los factores desfavorables del sistema 1-4-4-2 son (2):

  • Jugar con las líneas muy separadas, ayudará la labor de construcción ofensiva del contrario.
  • Jugar con el equipo adelantado:
  • La falta de decisión del portero en las salidas hacia balones largos puede crear serios problemas.
  • Cuando el contrario juega con balones largos a la espalda de la defensa.
  • Si el adversario contraataca con suficiencia el fuera de juego mediante paredes.
  • Si el adversario contraataca con suficiencia el fuera de juego mediante habilidad individual.

Demandas Físicas del sistema táctico 1-4-4-2

Los requerimientos condicionales (Figura 2) que demanda este sistema son (3):

  • Poca demandas en Distancia Total recorrida (10,131 ± 583) en comparación al 1-3-4-3 (10,168 ± 449), 1-4-3-3 (10,284 ± 879) y 1-3-5-2 (10,528 ± 565).
  • Sistema de juego con el menor número de metros en el trayecto de Alta Intensidad (497 ± 175) y a Alta Carga Metabólica (1568 ± 257).
  • Afecta al grupo de los sistemas de juego con un bajo número de Aceleraciones (33 ± 10), y es el sistema con el menor número de Deceleraciones (49 ± 14).
  • Pocas demandas condicionales externas por posición de juego.
SISTEMA TÁCTICO 1-4-3-3
  • Origen del Sistema.

Tiene su origen en el Sistema 1 4 2 3 1, al retrasar a un centro campista de la línea ofensiva a la defensiva, con el propósito de mejorar la eficacia del juego defensivo cerca del área propia. Es una formación menos utilizada que las explicadas anteriormente.

El sistema táctico 1-4-3-3

Características del sistema táctico 1-4-3-3

Las principales particularidades de este sistema se basan en (2):

  • Sistema de juego ideal para desarrollar un buen ciclo de ataque.
  • Respeta las regulaciones de la táctica ofensiva.
  • Certifica mucho espacio sobre el frente ofensivo (inserciones y penetraciones por parte de los laterales, interiores, extremos y delanteros).
  • Promoción de alternativas defensa-ataque rápidos, buscando portería contraria.
  • Movimientos defensivos que empiezan por el delantero centro, y continúan con las respectivas actuaciones defensivas de la 1ª y 2ª línea de juego.
  • Importancia del portero y su relación con la línea defensiva.

Variantes del sistema táctico 1-4-3-3

Una variante no varía un sistema siempre y cuando la modificación de un jugador o línea no altere la composición de dicha línea (2). Basándonos en lo anterior, nos encontramos con las siguientes variantes del 1-4-3-3 (2):

  • 1-3-1-3-3
  • 1-4-3-1-2

Aspectos Desfavorables del sistema táctico 1-4-3-3

Los principales factores desfavorables de este sistema son (2):

  • En falta de amplitud ofensiva se produce una gran densidad de jugadores por el centro ayudando la labor defensiva rival.
  • Si los laterales se unen al ataque y no se producen los fraccionamientos adecuados facilitaremos el contraataque del adversario al dejar espacios libres por afán ofensivo descoordinado.
  • Cuando el centro del campo no sea apoyado por los puntas o carezcan de habilidad para recuperar balones.
  • No disponer con un defensa libre que asuma puestos ofensivos.
  • Si los delanteros no auxilian en el juego defensivo.
  • Exigencias físicas del 1-4-3-3

Al referirnos a las exigencias físicas (carga externa) que encierra este sistema de juego (Figura 1), se podría concluir lo siguiente, teniendo en cuenta a Tierney, Young, Clarke y Dunkan (3):

  • Demandas altas en Distancia Total recorrida (10,284 ± 879) en contraste a los sistemas 1-4-2-3-1 (10,044 ± 538), 1-4-4-2 (10,131 ± 583) y 1-3-4-3 (10,168 ± 449).
  • Limitadas distancias a Alta Intensidad de carrera (514 ± 204) en contraste a 1-4-2-3-1 (538 ± 174), el 1-3-4-3 (551 ± 171) y 1-3-5-2 (642 ± 215).
  • Bajas obligaciones en distancias a Alta Carga Metabólica (1828 ± 518) en contraste a 1-3-4-3 (1855 ±301), 1-4-2-3-1 (1849 ± 301) y 1-3-5-2 (2025 ± 304).
  • Limitado número de Aceleraciones (32 ± 8) y Deceleraciones (50 ± 14) en contraste al 1-4-2-3-1 (38 ± 8 y 61 ± 12).
  • Los Delanteros consiguen altas distancias a Alta Intensidad (802 ± 129) en contraste al 1-4-2-3-1 (353 ± 143), 1-4-4-2 (539 ± 256) y 1-3-4-3 (675 ± 222).
  • Los Delanteros adquieren altas distancias a Alta Carga Metabólica (2177 ± 107) en contraste al 1-4-2-3-1 (1452 ± 380), 1-4-4-2 (1816 ± 439) y 1-3-4-3 (2045 ± 425).
  • Los laterales muestran largas distancias a Alta Carga Metabólica (1958 ± 426) en contraste al 1-4-4-2 (1788 ± 399) y el 1-3-4-3 (1815 ± 174).
SISTEMA TÁCTICO 1-4-4-1-1
  • Origen del Sistema.

Basado en el 1 4 4 2, pero jugando los puntas uno delante del otro y no en línea horizontal. Se pretende mejorar el juego entre líneas tanto en ataque como en defensa.

  • Ocupación y desarrollo.

La composición más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 4 centro campistas – dos en el centro y dos en banda- y 2 delanteros, uno delante del otro.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo cuenta con dos jugadores centrales y dos en las bandas. Los centrales suelen ser uno más defensivo y otro mixto, que defiende y ataca a buen nivel (Mauro y Sergio en el Deportivo). Los de banda son dos extremos, como hemos visto en Sistemas anteriores.

Los delanteros son dos pero posicionados uno delante del otro, de modo que mejoran el juego entre líneas cerca del área adversaria y refuerzan el trabajo defensivo colectivo, obligando con esta disposición a jugar el balón a los contrarios o bien a la banda, donde el espacio es menor, facilitando la recuperación del mismo a través de la presión, o bien a envíos largos ante la complejidad de jugar por el centro.

Ventajas del Sistema

  • Permite una mejor ocupación del terreno de juego.
  • Mejor reparto de los esfuerzos, con menor desgaste físico.
  • Aumenta la eficacia del juego defensivo al juntar más las líneas.
  • Mejora del juego ofensivo entre líneas, cerca del área rival.
  • Asociaciones tácticas de jugadores por parejas, vistas en el 1 4 4 2.

Inconvenientes del Sistema.

  • La ausencia de escalonamiento defensivo en el centro del campo genera espacios entre esta línea y su defensa, que pueden aprovechar los contrarios.
  • En ataque, la falta de llegada de los jugadores de centro de campo puede dejar muy solos a los delanteros.
  • Si los puntas no tienen la suficiente calidad para mantener el balón, será muy difícil que los centro campistas puedan incorporarse al ataque, transmitiendo la sensación de equipo defensivo, al pasarse más tiempo corriendo tras la pelota que en posesión de la misma.
  • La rigidez en las posiciones de un Sistema conlleva una pérdida de rendimiento en el grupo.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

  • Una de las más habituales consiste en jugar con un media punta y un delantero en la línea de ataque, del mismo modo a como de realiza en el 1 4 2 3 1.
  • Se puede jugar con dos medios centros defensivos, para reforzar la zona central, dejando la capacidad ofensiva en manos del media punta (Riquelme), del delantero y de los dos extremos.
  • Se puede jugar en banda con dos centro campistas que no son extremos específicos, para ganar en la recuperación del balón, pero que además aporten llegada al área, como es el caso de Beckham, o Víctor (Deportivo)
SISTEMA TÁCTICO 1-4-1-3-2
  • Origen del Sistema.

Este Sistema tiene su origen en el 1 4 3 3, al retrasar a uno de los delanteros al centro del campo. Esta distribución es la primera que se utilizó como Sistema 1 4 4 2, aunque en realidad, a efectos de números sería un 1 4 1 2 1 2, pero para evitar los dolores de cabeza del listín telefónico, en España lo conocemos como 1 4 4 2, con centro del campo en rombo.

  • Ocupación y desarrollo.

La composición más habitual de este Sistema corresponde a la de 1 portero, 4 defensas, 4 centro campistas formando un rombo y 2 delanteros.

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo forma la figura geométrica del rombo, con un jugador defensivo situado delante de la defensa (Gravessen, del Real Madrid), dos medios mixtos más avanzados con equilibrio defensivo-ofensivo (Sorín, del Villarreal y Farinós del Mallorca) y un media punta como Riquelme en el otro vértice del rombo, con capacidad para dar pases a los delanteros, aprovechar los espacios entre líneas del rival y finalizar los ataques.

Los delanteros son dos, con gran movilidad, mucha velocidad y remate. Son futbolistas que colaboran en el trabajo defensivo, presionando el inicio ofensivo del equipo contrario. Ejemplos de esta idea pueden ser Forlán del Villarreal y Villa del Valencia.

Ventajas del Sistema

  • Permite una mejor ocupación del terreno de juego que el 1 4 3 3.
  • Mejor reparto de los esfuerzos, con menor desgaste físico.
  • Aumenta la eficacia del juego defensivo al juntar más las líneas, respecto al 1 4 3 3.
  • Mejora del juego ofensivo entre líneas, cerca del área rival.

Inconvenientes del Sistema.

  • Puede ser vulnerable defensivamente, si es que los dos puntas y el media punta no colaboran. Está considerado como un Sistema ofensivo, por lo que no se ve mal que se libere de las tareas defensivas a los jugadores más creativos, aumentando el esfuerzo para recuperar el balón del bloque defensivo.
  • Existe demasiado juego por banda del conjunto contrario, incluso entre líneas, si no colaboran todos los futbolistas en labores defensivas.
  • En ataque se orienta en exceso el juego por el centro, al carecer de especialistas en banda.
  • Precisa de buenos laterales, con capacidad ofensiva para compensar el juego centralizado mencionado en el punto anterior.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

Presenta diversas disposiciones, siendo las más comunes :

  • 1 4 3 1 2, con tres jugadores centrales que se ocupan del juego defensivo, y el media punta y los dos delanteros son los protagonistas del ataque.
  • 1 4 1 3 2 sin rombo, con un jugador central de tendencia defensiva que juega por delante de la defensa. Tres medio campistas por delante, encargados de generar el juego ofensivo y equilibrar el defensivo, más los dos delanteros. Desaparece el media punta. Esta formación es la que dio origen al Sistema 1 5 3 2, muy utilizado en la década de los años 90, y que en la actualidad prácticamente ha desaparecido.
  • El Sistema de juego en rombo suele ser utilizado por técnicos sudamericanos en Europa, como es el caso de Valdano en su momento, de Pelegrini en Villarreal, Bianchi en At. Madrid o Cúper en el Mallorca.

Conclusiones

Para comenzar, se podrían puntualizar los Sistemas de Juego como el modo de colocarse los jugadores sobre el área de juego, así en ataque tanto como en defensa. Al mismo tiempo, este sistema debe regular la situación de los jugadores sobre el área de juego, y lo que deben hacer desde el punto de vista individual y grupal.

Los Sistemas de Juego se categorizan en aquellos basados en la Amplitud del Espacio (Juegos de Posición como el 1-3-4-3 y 1-4-3-3, Juegos de Ocupación e Incorporación como el 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y el 1-5-4-1 y Juegos Mixtos como el 1-3-5-2 y 1-4-5-1) y aquellos establecidos en la Ocupación Racional del Terreno (Juegos en el plano Transversal como 1-4-3-3 y 1-4-4-2 y Juegos en el plano Longitudinal como 1-3-2-5, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo).

Por otro lado, desde el punto de vista de las demandas físicas (carga externa exclusivamente), se podría concluir que el 1-4-3-3 es un sistema que a pesar de solicitar altas distancias totales exige bajos recorridos a Alta Intensidad, Alta Carga Metabólica y Aceleraciones-Deceleraciones.

Con respecto al sistema 1-4-4-2, se forma un sistema de juego con bajas demandas en Distancia Total, siendo el sistema con número más bajo de metros recorridos a Alta Intensidad y Alta Carga Metabólica. También está presente en el grupo de aquellos sistemas que muestran el menor número de Aceleraciones y Deceleraciones.

Y para finalizar, el sistema 1-4-2-3-1 es un modo de juego que se presenta con un menor número de metros recorridos totales y demandas intermedias de distancia a Alta Intensidad y Alta Carga Metabólica. Sin embargo, es el sistema que  más requiere de las altas Aceleraciones y Deceleraciones.