Saltar al contenido

Sistemas de juego en el fútbol

Realizado por: Valentina Ricci

Es probable que durante un partido, notaras que el sistema de juego con el que salió el equipo rival no era el mismo con el que jugó el partido pasado cuando fuiste a verles jugar, incluso, es probable que durante ese mismo encuentro observaras cómo el entrenador cambiaba de un  1-4-4-2 a un 1-4-3-3. Los sistemas de juego en fútbol son tantos y tan diversos, que bien valdría varios artículos o incluso un libro para poder organizarlos todos y trabajar correctamente sobre ellos.

Por eso, en el siguiente artículo, se examinarán los Sistemas de juego como fragmento de un deporte el cual es un ir y venir invariable. Dentro del fútbol se encuentran y se identifican unas dinámicas como: fase ofensiva, fase defensiva, transición ataque-defensa y transición defensa-ataque, contextualizadas en el interior de los Sistemas de Juego.

¿Qué son los sistemas de juego en el fútbol?

Cuando se habla de los sistemas de juego en fútbol se hace referencia a la posición que ocupan los jugadores en el campo antes de realizar movimientos defensivos u ofensivos. Sin embargo, motivado a la evolución que ha sufrido el fútbol, expertos lo definen como el conjunto de los principios tácticos que organizan un equipo.

Esto se debe a que originalmente, la visión de un esquema de juego está referida a la distribución de los jugadores antes de una jugada, algo meramente estático, pero en el fútbol moderno, no existe solamente un sistema rígido sino también uno dinámico, debido a las variaciones que se experimentan antes o durante el juego.

Los sistemas de juego en fútbol, se definen como «el conjunto de reglas que rigen las gestiones individuales, grupales y colectivas con el fin de alcanzar el máximo rendimiento de cada jugador y de todo el equipo». Para Espar y Gerona (2004) citados en Lago-Peñas (1). Un sistema de juego acostumbra a:

  • El ambiente de los jugadores en el área de juego.
  • Su función a nivel individual.
  • Su función a nivel colectivo.
  • El sistema de juego no debe considerarse con un fin en sí mismo, que se exponga como única elección, exacto y estable (2). De forma contraria, debe ser y manifestarse como algo flexible y que se encuentre a favor del equipo y no al revés, incapacitando al colectivo, y delimitando en exceso el juego de la mayoría de los jugadores (2).

¿Cuáles son los sistemas de juego en el fútbol?

Los Sistemas de Juego se clasifican en aquellos basados en la Amplitud del Espacio (Juegos de Posición como el 1-3-4-3 y 1-4-3-3, Juegos de Ocupación e Incorporación como el 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y el 1-5-4-1 y Juegos Mixtos como el 1-3-5-2 y 1-4-5-1) y aquellos fundamentados en la Ocupación Racional del Terreno (Juegos en el plano Transversal como 1-4-3-3 y 1-4-4-2 y Juegos en el plano Longitudinal como 1-3-2-5, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo).

¿ Cuales son las características de los sistemas de juego?

Basándose en la definición moderna de un sistema de juego, nos encontramos con 3 características fundamentales en todo esquema:

Disposición

Se basa en conseguir la mejor distribución de los jugadores en el campo, buscando que ocupen todos los espacios de forma equidistante, existan zonas de acción definidas, y los planteamientos ofensivos y defensivos resulten con éxito gracias al esquema de juego,  además de poder darse los fundamentos de orden, rapidez y apoyo en todas las posiciones.

Movilidad

Representa las diferentes formas y motivos por el cual los jugadores podrán moverse a través de todo el terreno de juego. Esta característica puede considerarse como la base fundamental de los sistemas de juego en fútbol y es la que define que estos puedan ser ofensivos o defensivos.

Ocupación/Distribución

Esta característica de los esquemas de juego representa los puestos y funciones que cada jugador del equipo debe ocupar, en función de las cualidades técnicas o tácticas del mismo.

¿Cómo está constituido un sistema de juego?

Los sistemas de juego en fútbol están constituidos por tres zonas o líneas, que en función al número de jugadores, la disposición, y la función de éstos, se podrá definir el esquema que se utiliza:

• Línea de defensiva o zona de iniciación: constituida por los centrales y los laterales.

• Línea del centro del campo o zona de creación: en ella se incluyen los centrocampistas, medio centros defensivos, medias puntas o incluso podríamos incluir a los carrileros.

• Línea de delanteros o zona de finalización: representada por los delanteros y extremos.

¿ Cuales son los componentes de los Sistemas de Juego?

Todo sistema de juego a la hora de ejecutarlo, debe determinarse por contar con una serie de factores tales como (2):

  • Los medios técnico-tácticos en cada jugador individualmente.
  • Los medios tácticos grupales.
  • Relaciones entre los jugadores.
  • Los sitios determinados.
  • Los roles.
  • La relación entre el sitio específico y rol.
  • La relación-espacio.
  • Las particularidades de los jugadores.

¿Cuál es la clasificación de Sistemas de Juego en Fútbol?

Cuando hablamos de fútbol, existen y se identifican unas dinámicas contextualizadas que forman parte de los Sistemas de Juego. Entonces, analizaremos dichos sistemas con sus demandas y características específicas.

Entre otras cosas, la dimensión estática explicada como el sistema de juego o mecanismo táctico que representa el modo de colocarse de los jugadores sobre el área de juego (2). Específicamente, precisan la ocupación del espacio de juego por parte de los elementos de un equipo en ataque y en defensa en el espacio de fuera del centro de juego o espacio de fase (1).

Finalmente, y teniendo en cuenta las definiciones exhibidas en Sánchez (2), se pueden instaurar las siguientes características para los sistemas de juego:

  • Habilidad de la partida observando las variables disposiciones y colocaciones simples, líneas, triángulos, cuadrados, rombos…
  • Interacción y labor entre los jugadores a partiendo de la disposición original.
  • Agrupaciones en sub-estructuras donde los jugadores toman cargo de unas misiones específicas y determinadas por el entrenador.
  • Ocupación razonada de unas zonas o lugares explícitos en la fase defensiva (repliegue) y ofensiva (despliegue).

¿Cuál es el mejor sistema de juego en fútbol?

Los sistemas de juego más usados en la actualidad son: el 4-2-3-1 usado por Mourinho en el Inter campeón de Europa, entre otros; el 4-3-3 es el preferido por los equipos que dominan la posesión de balón, como el Barcelona; y el clásico 4-4-2 muy utilizado en Inglaterra hasta hace poco tiempo

¿Cómo se clasifican los sistemas de juego?

Sistemas de Juego basados en la Amplitud del Espacio

Las particularidades de estos sistemas de juego están basadas desde el punto de vista estratégico-táctica, estableciendo holgura ofensiva cuando el equipo tiene la posesión del balón y profundidad defensiva cuando el equipo contrario tiene la posesión del balón (2). Particularmente, su intención es dominar de forma ideal el área de juego para apoderarse del balón, y con luego, implantar situaciones de inseguridad en el equipo contrario con las anexiones de jugadores desde líneas atrasadas hacia las más avanzadas (2).

Los Sistemas de Juego denominados de Posición

Estos sistemas fundamentan su estrategia en buscar y mantener una máxima profundidad sobre el área de juego, para de esta manera brindar un alto número de posibilidades y elecciones al poseedor del balón (2). Las fórmulas más manejadas para estos sistemas de posición son el 1-3-4-3 y el 1-4-3-3.

Los denominados Sistemas de Ocupación e Incorporación

Primeramente, desde el punto de vista táctico, estos sistemas buscan la profundidad ofensiva, uniendo jugadores de líneas más atrasadas sobre líneas más adelantadas para así tomar de forma correcta los espacios que se forman por detrás de las líneas del equipo contrario (la búsqueda permanente de las zonas endebles del rival) (2). Obteniendo como resultado, estos sistemas también se podrían designar como, «aquellos sistemas de juego fundados en una perfecta ocupación racional del área de juego, y una impecable transición Defensa-Ataque (Contraataque)» (2).

En pocas palabras, puede conseguirse que la posesión del balón y derivado, que la iniciativa del juego, la tenga el adversario y el peso del juego reincida sobre él (2). A continuación, tras recuperación del balón, la meta es clara, regentar el juego examinando los espacios libres que ha dejado el adversario como resultado del adelantamiento de sus líneas (2). De entre estos sistemas los más notorios son: 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y 1-5-4-1.

Los Sistemas de Juego Mixtos

La meta principal de estos sistemas es analizar y realizar un juego más balanceado y menos preciso, lo que le hace obtener superioridad en zonas del campo (2). Siempre acatando el uso y posicionamiento de los jugadores pueden perseguir objetivos diferentes, ya sean de anexión y/o de posición (2). Los más destacados y atractivos son: 1-3-5-2 y el 1-4-5-1.

Sistemas de Juego basados en la Ocupación Racional del Terreno

Estos sistemas se identifican por tener una perfecta codificación, fundando líneas horizontales donde los jugadores juegan muy cubiertos, y líneas verticales, donde se busca profundidad defensiva (2). La ocupación racional del área de juego se ocasiona por dos vías (2):

  • Restablecimiento tras ejecución de la jugada ante la portería contrincante.
  • Reestructuración tras pérdida de balón, tras la cual, se origina una rápida reagrupación de líneas.

Los Sistemas de Juego que inciden en el Plano Transversal

Los sistemas de ocupación transversal como el 1-4-3-3 y el 1-4-4-2 se caracterizan por (2):

  • Repartimiento de los jugadores en líneas horizontales muy saturadas.
  • Acentuación de la defensa (ayudas) de los jugadores durante el juego.
  • Deducción de las distancias recorridas por jugador.
  • Firmeza durante el juego.
  • Prioridad de la posesión frente a la profundidad.

Sin embargo, estos sistemas tienen una cadena de inconvenientes que deben tenerse en cuenta (2):

  • Insuficiencias de profundidad durante el juego.
  • Peligro de inestabilidad (falta de jugadores de enganche que vinculen unas líneas con otras).
  • Conflicto para neutralizar el juego entre líneas del contrincante.
  • Sobre-utilización de la táctica «fuera de juego».
  • Problemas para recoger los rechaces en el plano longitudinal.

Los Sistemas de Juego que inciden en el Plano Longitudinal

Estos sistemas se especifican a través de aquellas formas que demuestran un repartimiento en lo que posiciona a sus jugadores de tal manera que vinculan las posiciones de una línea con la otra (2). Además, los entrenadores deberán tener claro dos asuntos a la hora de ejecutar este tipo de sistemas (2):

  • Habilidad de jugadores con un alto nivel técnico-táctico (transición ataque-defensa).
  • Poseer jugadores con gran responsabilidad en el esfuerzo.

Los sistemas de juego en el plano transversal más frecuentes son el 1-3-2-5 o W-M, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo (2). El sistema ejemplar que mayor extensión da es el 1-3-4-3 en rombo, cuya principal ventaja consiste en facilitar el juego entre líneas (prioridad de la profundidad frente a la posesión), lo que da una mayor profundidad (2).

A la hora de defender presentan mayor habilidad de neutralizar el juego entre líneas del adversario, sin necesidad de inducir achique de espacios, basándose en ayudas y coberturas continúas entre jugadores (2).

Análisis de los Sistemas de Juego

A continuación analizamos los sistemas de juego:

El Sistema 1-4-3-3

Características del 1-4-3-3

Las principales particularidades de este sistema se basan en (2):

  • Sistema de juego ideal para desarrollar un buen ciclo de ataque.
  • Respeta las regulaciones de la táctica ofensiva.
  • Certifica mucho espacio sobre el frente ofensivo (inserciones y penetraciones por parte de los laterales, interiores, extremos y delanteros).
  • Promoción de alternativas defensa-ataque rápidos, buscando portería contraria.
  • Movimientos defensivos que empiezan por el delantero centro, y continúan con las respectivas actuaciones defensivas de la 1ª y 2ª línea de juego.
  • Importancia del portero y su relación con la línea defensiva.

Variantes del 1-4-3-3

Una variante no varía un sistema siempre y cuando la modificación de un jugador o línea no altere la composición de dicha línea (2). Basándonos en lo anterior, nos encontramos con las siguientes variantes del 1-4-3-3 (2):

  • 1-3-1-3-3
  • 1-4-3-1-2

Aspectos Desfavorables del 1-4-3-3

Los principales factores desfavorables de este sistema son (2):

  • En falta de amplitud ofensiva se produce una gran densidad de jugadores por el centro ayudando la labor defensiva rival.
  • Si los laterales se unen al ataque y no se producen los fraccionamientos adecuados facilitaremos el contraataque del adversario al dejar espacios libres por afán ofensivo descoordinado.
  • Cuando el centro del campo no sea apoyado por los puntas o carezcan de habilidad para recuperar balones.
  • No disponer con un defensa libre que asuma puestos ofensivos.
  • Si los delanteros no auxilian en el juego defensivo.
  • Exigencias físicas del 1-4-3-3

Al referirnos a las exigencias físicas (carga externa) que encierra este sistema de juego (Figura 1), se podría concluir lo siguiente, teniendo en cuenta a Tierney, Young, Clarke y Dunkan (3):

  • Demandas altas en Distancia Total recorrida (10,284 ± 879) en contraste a los sistemas 1-4-2-3-1 (10,044 ± 538), 1-4-4-2 (10,131 ± 583) y 1-3-4-3 (10,168 ± 449).
  • Limitadas distancias a Alta Intensidad de carrera (514 ± 204) en contraste a 1-4-2-3-1 (538 ± 174), el 1-3-4-3 (551 ± 171) y 1-3-5-2 (642 ± 215).
  • Bajas obligaciones en distancias a Alta Carga Metabólica (1828 ± 518) en contraste a 1-3-4-3 (1855 ±301), 1-4-2-3-1 (1849 ± 301) y 1-3-5-2 (2025 ± 304).
  • Limitado número de Aceleraciones (32 ± 8) y Deceleraciones (50 ± 14) en contraste al 1-4-2-3-1 (38 ± 8 y 61 ± 12).
  • Los Delanteros consiguen altas distancias a Alta Intensidad (802 ± 129) en contraste al 1-4-2-3-1 (353 ± 143), 1-4-4-2 (539 ± 256) y 1-3-4-3 (675 ± 222).
  • Los Delanteros adquieren altas distancias a Alta Carga Metabólica (2177 ± 107) en contraste al 1-4-2-3-1 (1452 ± 380), 1-4-4-2 (1816 ± 439) y 1-3-4-3 (2045 ± 425).
  • Los laterales muestran largas distancias a Alta Carga Metabólica (1958 ± 426) en contraste al 1-4-4-2 (1788 ± 399) y el 1-3-4-3 (1815 ± 174).

El Sistema 1-4-4-2

Características del 1-4-4-2

  • Obtiene su origen en el sistema 1-4-3-3 (se crea al retrasar a un delantero hacia la zona del centro del campo).
  • Amplía la capacidad de repartir mejor el espacio y los esfuerzos (equilibra las acciones defensivas y ofensivas).
  • Polivalencia en los puestos de ciertos jugadores.
  • Diferentes posicionamientos sobre el área de juego por parte de los delanteros:
  • Ambos como delanteros centro.
  • Abiertos como extremos.
  • Creando un ala.
  • Uno como delantero centro y otro siendo extremo.
  • Ampliación del control del juego en medio campo.
  • Importancia del portero y su relación con la línea defensiva.

Variantes del 1-4-4-2

Este ha sido un sistema que ha sido descifrado de distintas maneras (2):

  • 1-4-4-1-1
  • 1-4-4-2 en rombo
  • 1-4-2-2-2

Aspectos Desfavorables del 1-4-4-2

Los factores desfavorables del sistema 1-4-4-2 son (2):

  • Jugar con las líneas muy separadas, ayudará la labor de construcción ofensiva del contrario.
  • Jugar con el equipo adelantado:
  • La falta de decisión del portero en las salidas hacia balones largos puede crear serios problemas.
  • Cuando el contrario juega con balones largos a la espalda de la defensa.
  • Si el adversario contraataca con suficiencia el fuera de juego mediante paredes.
  • Si el adversario contraataca con suficiencia el fuera de juego mediante habilidad individual.

Demandas Físicas del 1-4-4-2

Los requerimientos condicionales (Figura 2) que demanda este sistema son (3):

  • Poca demandas en Distancia Total recorrida (10,131 ± 583) en comparación al 1-3-4-3 (10,168 ± 449), 1-4-3-3 (10,284 ± 879) y 1-3-5-2 (10,528 ± 565).
  • Sistema de juego con el menor número de metros en el trayecto de Alta Intensidad (497 ± 175) y a Alta Carga Metabólica (1568 ± 257).
  • Afecta al grupo de los sistemas de juego con un bajo número de Aceleraciones (33 ± 10), y es el sistema con el menor número de Deceleraciones (49 ± 14).
  • Pocas demandas condicionales externas por posición de juego.

El Sistema 1-4-2-3-1

Características del 1-4-2–3-1

  • Este sistema proviene en el 1-4-1-4-1.
  • Es el sistema más utilizado en el fútbol profesional español.
  • Sistema de juego creado para que los hombres de tercera línea puedan rematar la fase ofensiva partiendo desde posiciones atrasadas para llegar como segunda oleada (tanto en acciones de ataque como de claro contra-ataque).
  • Repartimiento racional del espacio de juego, consintiendo un mejor escalonamiento defensivo de los jugadores y fortificando la zona central.
  • Envuelve el juego entre líneas de los rivales.
  • Amplias posibilidades de recuperar el balón en campo contrario (presión con hasta 4 jugadores).
  • Favorece las posibilidades del juego en ataque al colocar las posiciones ofensivas del centro y de banda.
  • Mayores oportunidades de aprovechar los espacios al jugar al contra-ataque.

Variantes del 1-4-2-3-1

Este sistema representa diversas disposiciones, siendo las más comunes (2):

  • 1-4-3-1-2
  • 1-4-1-3-2

Aspectos Desfavorables del 1-4-2-3-1

Excesivo espacio para defender, si no son apoyados por la línea de 3 mediocampistas o por defensas laterales.

Al reforzar la zona central, se dejan espacios vacíos en banda cuando se defiende, por lo que debe estar claro qué jugadores han de ocuparlos y en qué momentos.

En cuanto al ataque, se corre el riesgo de dividir al equipo, dejando un bloque de 6 jugadores y el portero para defender.

Demandas Físicas del 1-4-2-3-1

Los requerimientos condicionales externas (Figura 3) que demanda este sistema de juego son (3):

  • Sistema de juego con el menor número de metros en trayectoria totales ((10,044 ± 538).
  • Recorridos intermedios a Alta Intensidad (538 ± 174) y a Alta Carga Metabólica (1849 ± 301).
  • Alto número de Aceleraciones (38 ± 8) y Deceleraciones  (61 ± 12).
  • Los Delanteros sostienen pocos metros recorridos totales (8644 ± 984).
  • Los Delanteros hacen muy pocos metros a Alta Intensidad (353 ± 143).
  • Los Laterales y los Interiores/Extremos hacen altos recorridos a Alta Carga Metabólica (2049 ± 344 y 2024 ± 282).
  • Demandas Físicas del 4-2-3-1

Conclusiones

Para comenzar, se podrían puntualizar los Sistemas de Juego como el modo de colocarse los jugadores sobre el área de juego, así en ataque tanto como en defensa. Al mismo tiempo, este sistema debe regular la situación de los jugadores sobre el área de juego, y lo que deben hacer desde el punto de vista individual y grupal.

Los Sistemas de Juego se categorizan en aquellos basados en la Amplitud del Espacio (Juegos de Posición como el 1-3-4-3 y 1-4-3-3, Juegos de Ocupación e Incorporación como el 1-4-3-2-1, 1-4-2-3-1 y el 1-5-4-1 y Juegos Mixtos como el 1-3-5-2 y 1-4-5-1) y aquellos establecidos en la Ocupación Racional del Terreno (Juegos en el plano Transversal como 1-4-3-3 y 1-4-4-2 y Juegos en el plano Longitudinal como 1-3-2-5, el 1-4-2-4 y el 1-3-4-3 en rombo).

Por otro lado, desde el punto de vista de las demandas físicas (carga externa exclusivamente), se podría concluir que el 1-4-3-3 es un sistema que a pesar de solicitar altas distancias totales exige bajos recorridos a Alta Intensidad, Alta Carga Metabólica y Aceleraciones-Deceleraciones.

Con respecto al sistema 1-4-4-2, se forma un sistema de juego con bajas demandas en Distancia Total, siendo el sistema con número más bajo de metros recorridos a Alta Intensidad y Alta Carga Metabólica. También está presente en el grupo de aquellos sistemas que muestran el menor número de Aceleraciones y Deceleraciones.

Y para finalizar, el sistema 1-4-2-3-1 es un modo de juego que se presenta con un menor número de metros recorridos totales y demandas intermedias de distancia a Alta Intensidad y Alta Carga Metabólica. Sin embargo, es el sistema que  más requiere de las altas Aceleraciones y Deceleraciones.