Una vida «loca» – Marcelo Bielsa

Repasa con nosotros la carrera del Rosarino, una autentica locura.

Marcelo Alberto Bielsa Caldera (Rosario, Santa Fe; 21 de julio de 1955) es un exjugador, entrenador de fútbol y Profesor Nacional de Educación física argentino. Actualmente dirige al Leeds United Football Club de la Football League Championship de Inglaterra.

Tras dirigir con éxito a Newell’s a principios de los años 1990, y a Vélez Sársfield a fines de los años 1990, su prestigio lo llevó a dirigir la Selección Nacional Argentina. Eliminado su seleccionado en el mundial del 2002, quedando eliminado en 1ra fase, durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 llevó al seleccionado argentino hasta el podio, siendo la primera vez que la albiceleste ganó la Medalla de Oro en esta competencia.

Posteriormente ha dirigido a varios equipos en América y Europa, incluyendo la Selección de Chile, equipo con el que se clasificó para el Mundial de Sudáfrica 2010 como segundo de su grupo, por lo que fue calificado en 2009 como el Mejor Entrenador de América.

Es considerado uno de los mejores entrenadores del mundo, lo que lo ha llevado a la banca de varios clubes europeos

¿Aún no has visto su documental?¿A qué esperas? «Bendita Locura»

Su carrera como entrenador de fútbol

«UNA LOCURA»

Bielsa comenzó como entrenador del seleccionado de la UBA (Universidad de Buenos Aires), cargo al que renunció cuando fue convocado por Newell’s. El equipo estaba integrado por estudiantes de dicha universidad que practicaban deportes en forma amateur.10​ Aquel paso por el fútbol universitario ya forma parte de la «leyenda» del Loco Bielsa, pero no estuvo ajeno a los logros deportivos: en un día histórico para la UBA, su equipo logró empatarle a la reserva de Boca Juniors.

En 1982 empezó a ejercer como técnico en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys de Rosario. Su trabajo en las inferiores consagró la cantera de Newell’s, Bielsa, dividió el mapa de Argentina en 70 partes de cinco apartados cada una con la intención de probar a más de 1.000 jóvenes futbolistas para recoger a los más capacitados en su equipo. En tres meses llegó a recorrer 25.000 kilómetros analizando jugadores. Así se reclutaron a chicos que años más tarde serían futbolistas de renombre, como Mauricio Pochettino, Gabriel Batistuta, Eduardo Berizzo o Ricardo Lunari.​ Fue durante esta etapa cuando Marcelo recibió el apodo de El Loco, debido a sus singulares métodos de entrenamiento. En 1988 consiguió su primer título, el campeonato de División Reserva. Cabe destacar que ese mismo año, Newell’s Old Boys se consagró también campeón de Primera División, de la mano del entrenador José Yudica. En 1989, y a la edad de 33 años, asumió, definitivamente la profesión de entrenador, para la cual se había preparado insistentemente en años anteriores.

Newell’s (Argentina)

«Newell’s carajo,Newell’s«

Su éxito en los inferiores llevó a los dirigentes a pensar en él. Bielsa se hizo cargo del primer equipo en julio de 1990 y subió con él a diez jugadores del filial de entre 19 y 21 años de edad. En su primera temporada en la primera división obtuvo el Torneo Apertura 1990, el cual disputó palmo a palmo con el River Plate de Daniel Passarella. El equipo rosarino se adjudicó el campeonato en la última fecha, a la cual llegó como líder junto a River Plate, ambos con 27 puntos. En esa 19° fecha, River acabó derrotado por 2 a 1 ante Vélez Sarsfield, mientras Newell’s Old Boys empató 1 a 1 frente a San Lorenzo en el estadio de Ferro Carril Oeste, logrando el punto que le dio el campeonato clasificatorio para enfrentar en la final anual al ganador del Clausura 1991. Aquel día sería también recordado por la imagen de la celebración tras el encuentro, cuando Marcelo sobre el césped a hombros de un hincha y con la camiseta de Newell’s en la mano gritó su famosa frase: Newell’s carajo.

La victoria en el Apertura habilitó a Newell’s para jugar una final para definir el campeón argentino de la temporada 1990/1991, contra Boca Juniors. En la ida en Rosario, el 6 de julio, Newell’s Old Boys obtuvo el triunfo a través de un gol de cabeza de Eduardo Berizzo. El 9 de julio se disputó la revancha y, a pesar de la derrota por 1-0, Newell’s Old Boys se coronó campeón en la definición por penales logrando su 3º título.

Dirigió también el plantel de Newell’s Old Boys que disputó la Copa Libertadores de 1992, alcanzando la instancia final. El conjunto rosarino superó la primera fase del torneo quedando primero de grupo, aunque en la primera fecha recibió una abultada derrota por 0-6 frente San Lorenzo. Este humillante resultado provocó que una veintena de hinchas furiosos de Newell’s acudiera a casa de Marcelo para amenazarle y el loco les recibió con una granada en la mano: «O se van o la tiro», sentenció.​ Finalmente Newell’s superó el cuadro eliminatorio para plantarse en la final frente a São Paulo FC de Brasil. En la ida Newell’s venció 1-0 con gol de Berizzo en Rosario, mientras que en la vuelta los brasileños igualaron la final con gol de Raí. En la tanda de penales São Paulo se coronaría campeón por 3-2.​ Semanas después, se consagró nuevamente campeón del Torneo Clausura 1992, dejando estampada la 4.ª estrella para Newell’s.

Aquel equipo se caracterizó por concretar eficazmente el desdoblamiento defensivo–ofensivo, marca registrada en los equipos de Bielsa. Los 10 jugadores de campo atacaban, y cuando perdían la pelota los 11 defendían. Bielsa apostó por jóvenes futbolistas que ya habían estado bajo su disciplina en las inferiores, como Mauricio Pochettino, Fernando Gamboa, Eduardo Berizzo o Ricardo Lunari. Otros jugadores titulares ya estaban consolidados en Newell’s antes de su llegada, como Gerardo Martino o el portero Norberto Scoponi, campeones también en 1988.

Atlas y América (México)

En junio de 1992, luego de su grata experiencia en Newell’s Old Boys, partió hacia México, en donde dirigió primero al Atlas de Guadalajara. Durante su primer año en este club Marcelo dedicó sus esfuerzos en potenciar la cantera de la institución, como ya hizo en Rosario. Se probaron a más de 11.000 jóvenes futbolistas de donde salieron jugadores como Rafa Márquez, Juan Pablo Rodríguez, Jared Borgetti, Oswaldo Sánchez y Pável Pardo, entre otros. Durante una temporada, prácticamente la mitad de la selección nacional de México estaba constituida por jugadores desarrollados por Bielsa, que fue una de las personas que transformó el trabajo con juveniles. La temporada 1993/94 tomó la dirección del primer equipo finalizando quinto en la clasificación. En 1995 se hizo cargo del América donde solo dirigió 32 encuentros, clasificando al equipo para la liguilla. De regreso al Atlas como director deportivo, continuó con su proyecto de formación de jugadores. El buen trabajo realizado en estos clubes le mereció la posibilidad de ponerse al mando de la Selección de México, oferta que declinó.

En su paso como entrenador del Atlas sostuvo un encuentro con los Correcaminos, equipo que hoy milita en la liga de ascenso (segunda división) donde después del encuentro tuvo un enfrentamiento con árbitros y jugadores del equipo contrario y, fue tanta la sorpresa de los presentes que ahí comprendieron el porqué del sobrenombre de «El loco». Después de aquel incidente, a la gente de Ciudad Victoria le quedó grabado su apodo.

Vélez (Argentina)

En 1997 retornó a Argentina para dirigir al Club Atlético Vélez Sarsfield. Con la presión de la reciente racha ganadora de Carlos Bianchi y Osvaldo Piazza, obtuvo la cuarta colocación en el Apertura de 1997. Con Bielsa el equipo desarrolló un fútbol caracterizado por la presión y el repliegue defensivo-ofensivo, donde los jugadores debían adaptarse a cumplir varias funciones y se atacaba con un gran número de efectivos.

Al año siguiente conseguiría el campeonato de manera holgada, con 46 puntos, consagrándose campeón del Torneo Clausura 1998.​ Cuando Bielsa llegó al club, había firmado un contrato por una sola temporada, por lo que finalizado el campeonato en el cual salieron campeones, Marcelo y el club debían acordar o no la renovación. Finalmente Bielsa decidió dejar Vélez por causas diversas. Se habló mucho de la relación entre el técnico y algunos de los jugadores, en especial con José Luis Chilavert,​ pero la principal causa fue el desgaste físico y psicológico del equipo.

RCD Español (España)

En julio de 1998, Bielsa se hizo cargo de la dirección técnica del Real Club Deportivo Español, cargo al que renunció unos meses después para dirigir a la Selección de fútbol de Argentina.​ En Barcelona se reencontró con Pochettino,​ y propició la llegada de Martín Posse al equipo catalán. Solo dirigió al conjunto blanquiazul en 6 partidos oficiales, de los que ganó uno, empató dos y perdió tres.

Selección Argentina

En octubre de 1998, Bielsa asumió como entrenador de la Selección de fútbol de Argentina, en reemplazo de Daniel Passarella. Durante el cargo, la selección argentina obtuvo los mejores registros de su historia, tanto en promedio de goles a favor, en contra, porcentaje de partidos ganados y puntos logrados en una eliminatoria para un mundial (teniendo en cuenta el formato imperante desde la Copa Mundial de Fútbol de 1998). Los buenos resultados y el juego desplegado por la selección argentina durante los primeros años de su etapa como entrenador argentino le valieron el reconocimiento como mejor seleccionador nacional del mundo en 2001. Bielsa arriesgó en el aspecto táctico con una formación habitual de 3-4-3, inédita hasta entonces para Argentina. En el esquema de Bielsa resultaron clave jugadores como el mediocentro Juan Sebastián Verón, el defensa Roberto Ayala, y los delanteros Ariel Ortega y Hernán Crespo.

Durante toda la estadía de Bielsa al mando de la albiceleste, Marcelo residió en el complejo de Ezeiza. Pasaba allí todos los días para dedicar el máximo tiempo a su trabajo. A menudo también se le podía ver haciendo footing por los alrededores, incluso a altas horas de la noche, mientras escuchaba charlas tácticas en sus auriculares. Una vez ocurrió que cuando Bielsa salió a correr de madrugada recibió el alto de la policía, pero el hizo caso omiso y siguió corriendo. Cuando se percató de la situación se ocultó detrás de un árbol y dijo: ¡No disparen, soy Bielsa!.​

Fue el entrenador argentino en la Copa Mundial de Fútbol de 2002, luego de obtener el primer puesto en las eliminatorias sudamericanas. En el Mundial, Argentina quedó eliminada en la primera fase, pese a vencer el primer partido a Nigeria por 1-0 con gol de Gabriel Batistuta, ya que la derrota ante Inglaterra (0-1) y el empate ante Suecia (1-1) relegaron al equipo a la tercera posición del Grupo F, por detrás de estas dos últimas selecciones.​ Debido al alto nivel de expectativas que había con respecto a la selección argentina en el torneo, la pronta eliminación fue la peor ubicación en la historia de la Albiceleste con el 18º lugar, y devino en una avalancha de críticas hacia Bielsa, quien igualmente fue reafirmado en el cargo de entrenador por el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona.​ El fracaso en el mundial afectó personalmente a Bielsa, que tras la eliminación se aisló varios meses en su casa del campo.​

En julio de 2004, Bielsa condujo al equipo hasta la instancia final de la Copa América celebrada en Perú. La final frente a Brasil se decidió por la tanda de penaltis al finalizar el partido con empate a dos goles. En los penales, la «Seleção» se proclamó campeona (4-2). Semanas después, en agosto, Bielsa llevó al combinado olímpico a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. El equipo argentino se impuso con claridad en todos sus encuentros hasta alcanzar la final, donde derrotó a Paraguay por la mínima con gol de Carlos Tévez, habiendo ganado todos los partidos disputados en el torneo olímpico.

Luego de superar a la Selección de Perú por las eliminatorias para el Mundial 2006 (cuando Argentina se encontraba en puestos de clasificación), sorpresivamente decidió abandonar su cargo en el seleccionado argentino por cuestiones personales.Sumó un total de 85 partidos (incluyendo a la selección argentina olímpica): ganó 56, empató 18 y perdió 11. Su sucesor en la Selección fue José Pekerman.​

Selección chilena

El 10 de agosto de 2007, luego de semanas de negociaciones, fue anunciado como nuevo entrenador de la selección de fútbol de Chile por la ANFP, estableciendo un contrato por 3 años y un sueldo cercano a los 1,4 millones de dólares anuales.35​ Debutó el 7 de septiembre del mismo año en un amistoso ante Suiza, donde el equipo cayó por 2-1. En el siguiente encuentro, venció a Austria por 2-0 como visita. En 2008 dirigió a Chile sub-23 en el Torneo Esperanzas de Toulon, y en 2009, a la absoluta en la Copa Kirin, quedando en ambos en segundo lugar.

Transcurridas las dieciocho fechas de la clasificatorias sudamericanas rumbo al mundial de Sudáfrica 2010, Chile se clasificó en segundo lugar con 33 puntos, uno menos que Brasil, y en la segunda ronda Chile sumó 20 puntos. Algunos de sus encuentros importantes con la selección chilena fueron las victorias ante Argentina en Santiago por 1-0, ante Paraguay en Asunción por 2-0 y ante Perú por 3-1 en Lima. El 10 de octubre del 2009 Chile derrotó a Colombia en Medellín por 4-2, logrando la clasificación a la Copa Mundial de Fútbol de 2010 después de dos ediciones sin asistir.37​ Fue elegido como «mejor entrenador de América» en 2009.

En el Mundial realizado en Sudáfrica, Chile integró el Grupo H junto con España, Honduras y Suiza. En la fase de grupos, Chile venció a Honduras y Suiza por 1-0 y cayó 1-2 ante España, clasificando por diferencia de gol segundo de su grupo con 6 puntos.​ En octavos de final se enfrentó a Brasil, que ganó por 0-3.​ La selección chilena volvió a ganar un partido en el torneo tras 12 ediciones.

En noviembre de 2010, Bielsa anunció en una conferencia de prensa de tres horas que, de ganar Jorge Segovia en las elecciones presidenciales de la ANFP, él no seguiría en el cargo. El día 17 de ese mes, Bielsa dirigió la victoria por 2-0 ante Uruguay con motivo del centenario de la selección chilena; el partido estuvo marcado, sin embargo, por la posibilidad de que fuera el último partido del entrenador.

Posteriormente, con la imposibilidad de Jorge Segovia para asumir como presidente y la convocatoria de nuevas elecciones, la oportunidad de que Marcelo Bielsa se mantuviera en la selección resurgió. Bielsa, que había anunciado que dejaría el cargo el mismo día que Segovia asumiera, continuó dirigiendo a la selección y anunció su participación en el amistoso contra Estados Unidos el 22 de enero de 2011. Bielsa finalmente se retiró de la selección, debido a diferencias con la nueva directiva de la ANFP encabezada por Sergio Jadue, el 4 de febrero de 2011, rompiendo su contrato, la vigencia era hasta el año 2015, luego de una emotiva conferencia de prensa en el Complejo Deportivo Juan Pinto Durán.

En febrero de 2016 fue llamado para ser el nuevo director técnico de la Roja en sustitución de Jorge Sampaoli; sin embargo, Bielsa lo rechazó, ya que no quería volver a trabajar con los mismos dirigentes que forzaron su salida en 2011.

Su estadía en Chile duró tres años y medio, donde aportó al proceso de la Generación Dorada del fútbol chileno, sucediendo a José Sulantay y seguido por Claudio Borghi.43​ Con un 60 % de efectividad, es reconocido como uno de los técnicos más destacados en la historia de la Roja.

Athletic Club de Bilbao (España)

El 7 de julio de 2011, Josu Urrutia ganó las elecciones a la presidencia del Athletic Club. El entrenador elegido por este para afrontarlas había sido Marcelo Bielsa. El argentino, desde su compromiso con el ya presidente, se había dedicado a estudiar al equipo. También recibió ofertas de otros clubes como Inter de Milán, Sevilla FC o Real Sociedad, pero las negociaciones no progresaron.​

Con la llegada de Bielsa, el equipo cambió su estilo de juego, convirtiéndolo en un fútbol más vistoso y de toque. Durante las primeras fechas el conjunto vasco no terminaba de acostumbrarse al nuevo estilo de juego y los resultados de liga no eran buenos. En cambio, en la Europa League se pudo solventar con éxito sus primeros compromisos. En cuanto el equipo se empezó a acostumbrar al nuevo estilo de juego, los resultados de liga comenzaron a mejorar considerablemente, tanto es así que desde la fecha 19 de ese torneo el Athletic peleó por puestos de Champions League,​ mientras que los resultados en Europa League de cara a las siguientes jornadas continuaron siendo positivos, lo que llevaron al equipo a ubicarse primero del grupo F una vez jugados los 6 partidos.

Durante los primeros meses del año 2012 el Athletic se mostró sólido tanto en la Copa del Rey como en la UEFA Europa League, lo que llevó al club a clasificarse a la final en ambos campeonatos. Cabe destacar que el Athletic Club no había podido clasificarse en la final de la Europa League durante 35 años. Sin embargo, por la gran cantidad de partidos y la poca rotación realizada por Bielsa, el equipo llegó con un gran desgaste físico al final de la temporada, lo que lo perjudicó al club en las últimas fechas, perdiendo las dos finales por goleada (0-3 ante el Atlético de Madrid por la Europa League e idéntico resultado ante el FC Barcelona en la final de la Copa del Rey).​ En el último cuarto los resultados de liga decayeron y el equipo finalizó en el 10° puesto con 12 partidos ganados, 13 partidos empatados y otros 13 perdidos. A pesar de esto igualmente se logró plaza para la UEFA Europa League 2012-13 por el hecho de haber sido subcampeón de la Copa del Rey, ya que el FC Barcelona, campeón de la Copa, tenía un puesto asegurado para la Champions League 2012-13.

El 3 de junio de 2012, se anunció la renovación del técnico argentino por un año más con el Athletic Club de Bilbao​ La temporada comenzó con polémica debido a la marcha de Javi Martínez (el Bayern de Múnich pagó su cláusula de rescisión)52​ y a la decisión de no renovar de Fernando Llorente.​ Los resultados no acompañarían, ya que el Athletic se vio eliminado muy pronto tanto en la Europa League (en la misma fase de grupos) como en la Copa del Rey (en dieciseisavos de final ante la SD Eibar)​ y en la Liga estaba más cerca de las últimas posiciones que de las delanteras. Al seguir al frente del conjunto vasco, Bielsa alcanzó por primera vez los 100 partidos dirigiendo un equipo, coincidiendo con el derbi ante la Real Sociedad.​ Finalmente, el Athletic terminó la Liga como 12º clasificado. El 7 de junio de 2013, la directiva del club vizcaíno confirmó que no renovaría el contrato a Bielsa.​ Fue el último técnico que dirigió al Athletic Club en el antiguo estadio de San Mamés.

Olympique de Marsella (Francia)

El 2 de mayo de 2014, el Olympique de Marsella confirmó la contratación de Bielsa como su nuevo técnico para las dos próximas temporadas.​ Debutó en la liga francesa el 9 de agosto de 2014, en un partido frente al SC Bastia que finalizó con empate a tres goles. Perdió el siguiente partido, pero ocho victorias consecutivas catapultaron al equipo marsellés al liderato de la Ligue 1 2014-15. Sin embargo, pronto quedó eliminado de la Copa de la Liga tras caer en la tercera ronda ante el Rennes en el descuento;​ e igualmente no superó los treintaidosavos de la Copa de Francia al perder contra el Grenoble Foot 38 por penaltis. Finalizada la primera vuelta del campeonato francés, el conjunto de Bielsa se mantiene en la primera posición de la tabla. Pero en la segunda parte del torneo doméstico, el rendimiento del Marsella decae, siendo superado por el París Saint-Germain y el Olympique de Lyon e incluso perdiendo la tercera posición.Finalmente, el conjunto marsellés terminó la Liga en 4º puesto, clasificándose para la Liga Europa.

En julio de 2015, el entrenador argentino niega rumores sobre una oferta para hacerse cargo de la selección de México, afirmando que desea cumplir su contrato con el Olympique de Marsella. ​ Bielsa comienza la temporada 2015-16 con una derrota en su feudo ante el Caen (0-1). Al término del encuentro, el argentino presenta la dimisión, alegando diferencias con el club, al que reprochaba haber cambiado los términos del nuevo contrato que iba a firmar, y reforzando los rumores de una posible oferta para dirigir la selección mexicana. ​ Sin embargo, Bielsa rechazó la posibilidad de hacerse cargo del combinado azteca. ​ Bielsa dejó el club marsellés siendo uno de los técnicos del equipo con un mayor porcentaje de triunfos en relación a los partidos disputados. ​ Dos años después, Bielsa explicó que su marcha de la entidad se debió a «un jusificativo ético«, asegurando que el club pretendía rebajar en un 10% el sueldo de su cuerpo técnico sin darle ninguna explicación.

Lazio (Italia)

«El polémico Claudio Lotito»

En junio de 2016, se especuló la posibilidad de que el técnico argentino dirigiese a la Lazio con un salario cercano a los tres millones de euros. Finalmente, el 6 de julio, en medio de los rumores que apuntaban a un regreso de Bielsa a Argentina, la entidad italiana confirmó la contratación del preparador rosarino​ Sin embargo, dos días después, el técnico argentino dimitió antes de asumir el puesto, pues la directiva no fichó a ninguno de los 7 jugadores prometidos, apalabrados con Bielsa antes de firmar el contrato.

Lille (Francia)

El 19 de febrero de 2017, el Lille Olympique Sporting Club anunció que Bielsa sería su próximo entrenador los dos próximos años, asumiendo sus funciones a partir del 1 de julio. ​ Tres meses después, el 23 de mayo, fue presentado oficialmente.78​ Bielsa y los dirigentes del club iniciaron una auténtica revolución en el seno del equipo francés, produciéndose numerosas altas y bajas en la plantilla, apostando mayoritariamente por jugadores jóvenes.79​ En una conferencia de prensa posterior, Bielsa dio algunas de las claves de su idea de juego: «Protagonismo, campo rival, ataque, equilibrio defensivo, evitar la pérdida del balón antes de que el ataque se concrete, mucha movilidad para facilitar el juego de asociación, de pases ofensivos».

En su debut en el banquillo del Stade Pierre-Mauroy, el Lille venció 3-0 al Nantes en la primera jornada de la Ligue 1, completando así el segundo mejor debut de un entrenador en la historia del club francés. ​ No obstante, en el siguiente encuentro de liga su equipo fue derrotado por el mismo resultado ante el Racing Club de Estrasburgo. En dicho partido, Bielsa utilizó los tres cambios en el primer tiempo, dos de ellos por lesión. ​ El 20 de septiembre de 2017, con una victoria, dos empates y tres derrotas, el Lille quedó a un punto de entrar en zona de descenso. No obstante, Bielsa afirmó que no iba a dimitir. ​

El 22 de noviembre de 2017, dos días después de perder por 3-0 contra el Amiens, el club anunció que ha decidido suspender de sus funciones a Bielsa de manera temporal. Al parecer, esta decisión de la entidad francesa estaría motivada por el viaje que hizo el técnico argentino a Chile, sin contar con autorización para ello, con la finalidad de visitar a uno de sus antiguos ayudantes, Luis María Bonini, enfermo de cáncer. ​ El 15 de diciembre, el club anunció que la relación contractual con Bielsa había finalizado. ​

Leeds United

El 15 de junio de 2018, firmó un contrato con el Leeds United Football Club para los próximos dos años. ​ El 18 de agosto de ese año se convirtió en el primer entrenador en la historia del club en ganar sus primeros cuatro partidos dirigidos. ​ Bielsa no pudo lograr el ascenso a la Premier League en su primera temporada al frente del Leeds United, siendo eliminado en los «play-off» por el Derby County. ​

3 pensamientos sobre “Una vida «loca» – Marcelo Bielsa

Los comentarios están cerrados.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: