Ventajas del análisis individual del jugador de fútbol

El beneficio del análisis individual

Realizado por: Omar Alejandro Rodríguez

Siempre hay un jugador diferente que queremos en nuestro equipo o del que debemos cuidarnos cuando enfrentamos a un rival, por lo tanto se buscará un informe detallado de ese jugador para conocer de manera descriptiva, numérica y en vídeo todo sobre él, pero ¿si no lo conseguimos? debemos elaborarlo, para sacar el mayor provecho de ello, según la visión y observación de cada.

 Tras la explicación de la diferencia entre el analista y el scouter en el artículo anterior , en el que se habló sobre la valoración, aspectos técnicos, tácticos, psicológicos, su pasado, presente y entorno, que permita tener un diagnóstico sobre el jugador, en esta ocasión se buscará ampliar algunos detalles que podrían facilitar el proceso de observación.

Preguntas a contestar durante la observación

 El fútbol en muchas ocasiones se simplifica en responder el ¿qué? y ¿cuándo? De lo que sucede dentro del terreno de juego, ya sea con o sin balón. A mí me gusta agregarle el ¿cómo?, ¿dónde? y a veces el ¿por qué?. Esta última, para intentar entender la acción realizada del equipo o jugador.

Cómo extraer la información

 Existen diferentes maneras de extraer la información, entre las que se encuentran la plantilla de observación individual, que se utiliza para la recopilación de datos y el informe individual, que contiene lo suministrado por la plantilla de observación, su análisis y conclusión.

En una plantilla de observación se busca rellenar los datos básicos del jugador desde su nombre, fecha de nacimiento, posición, altura, peso, pierna hábil, nacionalidad, trayectoria, lesiones, entre otros. Muchos de ellos, utilizando la estructura del profesor Francisco Seirul·lo Vargas:

Coordinativa: ejecución técnica de sus acciones o movimientos deseados.

Emotivo-volitiva: Interpretación del juego y momento.

Creativa-expresiva: capacidad de resolver y realizar ciertas acciones en un determinado momento y circunstancia dentro del campo.

Cognitiva: Extrae información para experiencias nuevas, que le permitan ejecutar mejor las acciones.

Socio-afectiva: que es la interacción con lo que lo rodea, que sería las relaciones inter-personales y grupales.

Todo esto permitirá una idea más clara y concisa del jugador, a la que se le irá sumando otros aspectos que irán respondiendo ¿qué?, ¿dónde? y ¿cuándo?, que logrará a su vez reconocer sus fortalezas y debilidades en momentos ofensivos como defensivos, según su posición.

En las características ofensivas como defensivas queda de parte de cada uno como emplea su método de trabajo en el momento de la observación del jugador y sus intenciones tácticas y técnicas individuales con o sin balón, ya que los indicadores de rendimiento de cada posición van a depender de cada persona.

Por ejemplo, con un extremo los criterios de observación se podría considerar en el momento ofensivo si centra bien y tiene recorrido por la banda, mientras que en lo defensivo, se podría evaluar si cumple con funciones defensivas ayudando al lateral de su equipo o si presiona la salida del rival.

Las zonas de posicionamiento-acción (mapas de calor) e intervenciones en las acciones a balón parado, pueden utilizar plataformas estadísticos (gratis o pagas), que permitirán rellenar y ampliar el informe individual del jugador. A su vez, estás mismas aplicaciones ayudarán con datos de las acciones de juego.

Luego de recabar toda la información cuantitativa y cualitativa, se procede a realizar el informe individual, que podrá contener gráficos con promedios específicos y hasta comparativos, para una conclusión final.

error: Content is protected !!