Verónica Marín: Entrenadora de fútbol [Entrevista]

Entrevista realizada por: Valentina Ricci

Cada entrenadora es un mundo junto sus ideologías y costumbres, por esto, conoceremos a nuestra próxima invitada, una profesional con amplia experiencia en los banquillos y con muchas ganas de seguir creciendo.

Verónica Marín, entrenadora ecuatoriana apasionada por el deporte rey desde muy temprana edad es nuestra invitada de hoy. Del otro lado estará una de nuestras periodistas oficiales de PEDF.shop, Valentina Ricci. Ambas nos han dejado una interesante entrevista que esperamos que disfruten y aprendan tanto como nosotros.

¿Qué te motiva a empezar a estudiar el fútbol desde la manera más técnica y convertirte en entrenadora?

Recuerdo que desde pequeña me gustaba jugar al fútbol, lo hacía sola o en ocasiones con mi papá de portero, me gustaba mucho anotar goles. En la escuela y en el colegio jugaba con mis amigos y con algunas amigas, ya en la universidad con el equipo y fue ahí en donde culminando de estudiar mi primera carrera profesional, la Ingeniería en Sonido y Acústica, nace en mi la curiosidad de conocer más sobre el fútbol, pero ya no solo como un deporte, sino como una pre ciencia, fue entonces que muy joven, a mis 21 años comienzo a estudiar mi segunda carrera profesional, Tecnología en Deportes por tres años y en el último año previo a graduarme empecé a estudiar ya en el Instituto de Fútbol de la Federación Ecuatoriana (FEF) por tres años más, obteniendo mi tercer título profesional pero en esta ocasión como Directora Técnica de Fútbol. Siempre llevé al fútbol a donde iba, quería que las jugadoras tengan las oportunidades que yo nunca tuve como jugadora, sea por la idiosincrasia de la sociedad o por la carencia de espacios para poder desarrollarse, fue ahí que decidí dejar de lado mi primera carrera profesional y dedicarme al cien por cierto al fútbol.

¿Por qué España para estudiar y qué te hace escoger Barcelona de todas las ciudades?

Antes de España tenía otras opciones, una de ellas Estados Unidos, pero cuando empecé a investigar más al fútbol español sobre todo el femenino, y de cómo poco a poco se ha ido desarrollando, mi interés se comienza a incrementar; sin embargo no es hasta encontrarme por esas casualidades de la vida con la información del MBP en Barcelona, que decido renunciar a mi trabajo de 6 años en Quito-Ecuador, para aventurarme en el viejo continente y conocer no solo más sobre el fútbol, sino también de una nueva cultura en general, además que sería mi primera vez fuera del país por varios meses y lejos de casa, pero muy dentro de mi, sabía que estaba haciendo lo correcto, pues considero que no hay mejor inversión que el estudio, además mi sueño siempre fue conocer Barcelona y ver jugar al Barcelona masculino y femenino, ya que siempre lo seguí de cerca y sé que es un Club muy grande a nivel mundial.

Estudiaste en MBP School¿Sientes que con ellos pudiste sacar el máximo conocimiento de ti como entrenadora? ¿Qué tal tu experiencia como aprendiz?

No solo que saqué el mayor provecho del MBP y de sus conocimientos, sino también y más importante me conocí más a mi misma como persona y como entrenadora, pude palpar más mis fortalezas así como mis debilidades, descubrí lo que en verdad me gusta del fútbol, y no me refiero solo al aspecto táctico, sino en sí a la esencia del mismo. Desaprender para volver aprender, nada fácil, pero tampoco imposible, fue salir de mi zona de confort por completo y desarrollarme en otros aspectos que en mi país quizás no lo hubiese podido hacer. Fue sin duda la mejor experiencia de mi vida hasta ahora, no me arrepiento haber tenido que dejar tanto para recibir más. Lo que más me llevo de MBP es la forma en la que te hace ver, observar, analizar y ante todo el sentir al fútbol, de lo macro a lo micro y de lo micro a lo macro, tomar cada detalle que ocurre en los entrenos y en los partidos y adaptarlos a tu entorno a tu realidad, a tu modelo de juego. Lo que aprendí en el MBP no lo aprendí en ningún otro lado y cuando regresé a mi país pude poner en práctica ciertos fundamentos y aspectos en el Club que en ese entonces trabajaba, Dragonas-Independiente del Valle, ahí me di cuenta que todo ese conocimiento teórico era realmente válido y que sin duda debes adaptarlo a tu entorno para que cada pieza pueda encajar de la mejor manera.

Sí tuvieses a las jugadoras adecuadas… ¿Cuál sería tu plan de juego ideal?

Considero que si uno como entrenador acepta ir a trabajar a un Club, es porque conoce que tiene las o los jugadores con las características necesarias que se puedan adaptar a su modelo de juego como estratega, así como al modelo de juego del Club. Sin embargo este no siempre es el marco ideal, en algunas ocasiones he tenido jugadoras cuyas características no se acoplan a mi modelo e idea de juego, en ese caso si el Club te da la apertura de escoger previo scouting a otras jugadoras, pues en buena hora, caso contrario ahí es donde se revela la capacidad del entrenador de adaptación al entorno y de cierta manera también a su metodología de entrenamiento y enseñanza. Considero que no existe un juego ideal, porque cada juego es diferente, depende de muchos factores internos y externos al equipo, uno de ellos el mismo rival, el campo de juego, el ambiente de trabajo, entre otros, lo que sí se puede es tratar siempre de cumplir con el plan semanal, que todas las jugadoras conozcan el modelo de juego, que sepan cuál es mi idea y mi sentir como entrenadora, que en definitiva hablemos todos el mismo idioma, tanto jugadoras como cuerpo técnico, que yo como su entrenadora conozca la idea y el sentir de cada una hacia el fútbol, cuando eso sucede, pues entonces suceden el resto de cosas, pero antes de eso no.

¿Consideras que tu metodología de entrenamiento se adapta al 100% a tu modelo de juego?

Como lo menciono anteriormente, como entrenadora debo tener clara mi idea de juego así como mi modelo de juego, después de eso, la metodología que use dependerá en algunas ocasiones del equipo en donde trabaje, así como de las edades con las que trabaje y por supuesto, el entorno donde se desarrollen las jugadoras, ya que no todas han empezado a entrenar desde su etapa inicial como sucede en el fútbol masculino, dado eso, el modelo de juego que yo tenga como entrenadora también debe ser flexible, y es que en el fútbol como en el deporte hay muchos aspectos subjetivos, no podemos como entrenadores nacer y morir con una misma idea, debemos evolucionar en el camino, considero que solo de esa manera podemos adaptarnos más fácilmente a nuestro entorno y así obtener mejores resultados y claro también mejores procesos.

Desde tu punto de vista de entrenadora ¿Se diferencia mucho el fútbol femenino del masculino?

Considero que la única diferencia entre ambos es la carencia de oportunidades de desarrollo, sea refiriéndonos en espacio como también en tiempo, sin topar el punto económico que ya todos sabemos que existen muchas diferencias en el mismo. Cuando me refiero al espacio, quiero decir al espacio físico, que cada equipo femenino tenga sus divisiones formativas y que estas a su vez tengan su propio cuerpo técnico por categoría, su propio espacio adecuado de entrenamiento y sus propias competencias, respetando así su desarrollo integral y evolutivo. Con respecto al tiempo, pues ese es más evidente, una niña de 15 años no debería jugar en un torneo de categoría mayor, eso no vemos que sucede en el fútbol masculino, entonces por qué lo debemos ver como “normal” en el fútbol femenino, el tiempo de evolución de una niña es diferente al de un niño, es cierto que las niñas se desarrollan más rápido, pero esto no puede ser nunca un argumento para que no tengamos divisiones formativas en los equipos a nivel mundial, y para esto claro también necesitamos entrenadores preparados con estudios y experiencia en cada etapa formativa y competitiva, solo así podremos ver que esa brecha que nos diferencia del fútbol masculino sea cada vez menor. 

¿Cómo ves el desarrollo en el fútbol femenino?

En cada parte del mundo el desarrollo del fútbol femenino es diferente, unos países llevan ya mucha ventaja, como Australia, Francia, Alemania, Inglaterra, Holanda, Estados Unidos, Noruega, existen otros países como Italia, España, Bélgica, Japón, Brasil, Chile, México, Canadá que también van por buen camino si nos referimos a la estructura en el fútbol femenino, que involucra espacios de entrenamiento, competencias nacionales e internacionales a nivel de clubes y selecciones. Y por otro lado están el resto de países que también buscan desarrollarlo de alguna u otra manera, pero todos ellos tiene aún algo en común, la brecha grande en tema de salarios comparado al fútbol masculino, la falta de la empresa privada para invertir en el fútbol femenino como auspiciantes y bueno todo lo mencionado antes también. Sin embargo en comparación a años atrás veo que el fútbol femenino cada vez se posiciona de mejor manera en el mercado y que incluso los medios de comunicación y periodistas se interesan más por investigar al respecto y obtener estadísticas que sin duda son importantes. Vamos por buen camino, pero que eso no signifique que ya todo está hecho, aún queda mucho camino por recorrer en pro de la equidad de género y eso incluye no sólo a la jugadoras, sino también árbitras, entrenadoras, doctoras, preparadoras físicas, preparadoras de porteras, coordinadoras, dirigentes, somos muchas, pero aún pocas las oportunidades, y eso debe cambiar.

¿Qué diferencias hay entre el fútbol femenino de España y de Ecuador?

Cuando estuve en España me pude dar cuenta que hay algunas similitudes incluso en ciertos clubes de primera Iberdrola y acá en la Superliga Femenina, por ejemplo, ambos países tenemos una liga femenina pero que aún no es del todo profesional, pero por otra parte, es notoria la diferencia de presupuesto entre los clubes, allá el Barcelona y el Atlético tiene mayor presupuesto y puede contratar jugadoras extranjeras con mayor facilidad que otros clubes, aquí en Ecuador las jugadoras extranjeras son pocas aún, se prioriza a la jugadora nacional, las extranjeras son colombianas y venezolanas en su mayoría. Allá tiene Primera Iberdrola y luego Reto Iberdrola con opción al ascenso, aquí no contamos con Serie B ni Segunda Categoría que permita el ascenso como tal, sí existe un torneo completamente amateur que además no lo organiza directamente la FEF sino en CONFA, entidad que organiza los torneos amateur es decir no profesionales, por tanto existe mucha diferencia en tema de organización e incluso en el nivel competitivo, lo cual sé que también sucede allá en España, pero acá es mucho más notorio. Existen algunas otras diferencias pero estas dos son las que más me llamaron la atención, además de que allá en España exigen a los entrenadores obtener la licencia para dirigir a los equipos, en Ecuador como en algunos países de Sudamérica, aún no existe este requisito como tal y son muchos los entrenadores (as) que no tienen un título que avale su conocimiento y/o experiencia.

Técnicamente hablando ¿Sentiste que lo que ya sabías era muy diferente a lo que te enseñaron?

Pues no, hay muchos aspectos técnicos que ya los conocía como jugadora y luego como entrenadora por medio de los estudios y experiencia obtenida. Lo que sí debo admitir es que en cada trabajo aprendí aspectos nuevos, siempre diré que es una gran ventaja para mi haber trabajado en todos los niveles y casi con todas las categorías, desde Colegio en nivel primaria y secundaria Sub 16 y Sub 18 con el Colegio Americano de Quito, Universidades como UDLA y USFQ, y Clubes nacionales como Club Ñañas y Dragonas-Independiente del Valle con categorías mayores, Selecciones Provinciales como Pichincha Sub 14 y Selecciones Nacionales como con la Selección Femenina del Ecuador Sub 20. En todas obtuve valiosos conocimientos y a eso sumado desde mis estudios universitarios y el Máster MBP en España, he podido consolidarlos de mejor manera, pese a esto estoy consciente que nunca se deja de aprender y ahí está el truco para no dejar de crecer.


¿Has lidiado alguna vez con comentarios despectivos por ser mujer en el mundo del fútbol?

Creo que como yo muchas mujeres en el mundo, no es normal, y no debemos permitirlo, pero de todos esos comentarios saqué siempre algo bueno, el nunca darme por vencida y no dejar que eso afecte a mi carrera y peor aún a mi manera de ser, a mis valores y principios como persona. Siempre existirán comentarios negativos, pero también siempre habrán los positivos, una escoge cuáles escuchar. 

¿Qué opinas sobre la inmensa diferencia salarial entre el fútbol femenino y masculino?

Lo que decía antes, existe y es una realidad, y claro, no es nada justo, porque esto no solo se da en el fútbol sino en todo ámbito laboral a nivel mundial. Pienso que la diferencia salarial no debería estar dada por el género, ni inclinándose a ningún aspecto discriminatorio, sino, de acuerdo a los conocimientos, capacidades y experiencia que tenga la persona, sea mujer u hombre, cuando consigamos que todos piensen así, pues tendremos una mejor sociedad y por ende un mejor fútbol, un fútbol para todas y todos.

Qué mensaje le darías a las chicas jóvenes que sueñan con jugar al fútbol profesionalmente?

No les diría que dejen de soñar, pues es un discurso trillado, pero sí les aconsejo que jamás dejen de ser quienes son y quienes quieren llegar a ser. Ser mujer no debe tener privilegios pero sí debe venir acompañado con derechos, así que mi otro consejo es que siempre luchen por sus derechos, por lo que merecen ser y tener, no como mujeres sino como seres humanos. No tenemos que demostrar nada a nadie, tenemos que demostrarnos a nosotras mismas día a día de lo que somos capaces, si queremos ser futbolistas, entrenadoras, árbitras, doctoras, dirigentes, etc., profesionales o no, es nuestra decisión, es nuestra elección, así que que nada nos detenga.

Y por último, danos un mensaje ahora para la comunidad PEDF que nos lee de todas partes del mundo…

Sin duda este 2020 no fue quizás el año que todos queríamos o esperábamos, pero es un año más de todos lo que vendrán, las oportunidades no se han acabado, están ahí, quizás para unos (as) nos sea más difícil encontrarlas, pero Dios pondrá en nuestro camino lo que necesitamos y quitará lo que no. El camino sigue y ahora lo más importante es tener salud y vida para seguir, el resto vendrá. “Ni antes, ni después, sino cuando tenga que suceder.” Saludos

Deja un comentario

error: Content is protected !!